El Tribunal Electoral de Brasil rechaza la denuncia de Lula contra los medios de comunicación por "silenciarle"

El Tribunal Electorar rechaza vetar la candidatura de Lula
REUTERS / PAULO WHITAKER - Archivo
Actualizado 29/08/2018 8:31:29 CET

BRASILIA, 29 Ago. (Reuters/EP) -

El Tribunal Electoral de Brasil ha rechazado este martes la denuncia presentada por el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva contra varios medios de comunicación por "silenciarle" y no cubrir su campaña electoral en los telediarios a pesar de ser candidato a la Presidencia del país.

La decisión del tribunal, conocido como TSE, ha incrementado la posibilidad de que sus jueces fallen en contra de Lula y estipulen que éste no puede finalmente presentarse a los comicios debido a la condena decretada en su contra por corrupción.

Lula continúa al frente de las encuestas electorales con una amplia ventaja de cara a las elecciones, previstas para el próximo 7 de octubre. No obstante, éste podría ser descalificado por el TSE antes del 17 de septiembre, fecha límite para emitir el veredicto, que podría provocar modificaciones en las candidaturas.

Su candidato a la vicepresidencia, el exalcalde de la localidad de Sao Paulo Fernando Haddad, encabezaría la candidatura presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) si Lula es excluido.

Haddad ha estado haciendo campaña pero no puede participar en los debates presidenciales. El apoyo de los votantes a Haddad dependerá de la capacidad de Lula para transferirle su apoyo.

Lula fue encarcelado en abril en el marco de una condena a 12 años de prisión por recibir sobornos. Con 6 votos a favor y uno en contra, el TSE ha rechazado la denuncia de Lula contra las cadenas de televisión, que habrían ignorado al líder izquierdista dado su encarcelamiento. Lula ha argumentado que seguirá siendo un candidato oficial a la Presidencia hasta que el TSE decida si puede presentarse al cargo.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil evaluará en septiembre la apelación de Lula para ser liberado y poder sumarse a la campaña presidencial que ya está en marcha.

Incluso si Lula es puesto en libertad mientras espera el resultado de las apelaciones a su condena, las leyes electorales brasileñas prohíben las candidaturas de aquellos cuyos veredictos de culpabilidad han sido ratificados en una primera apelación, como es el caso de Lula.