Brasil.-El vicepresidente de la Cámara de Diputados asume el deterioro de la imagen de Brasil pero defiende su fortaleza

Publicado 29/10/2019 12:33:57CET
Manifestación para pedir la protección de la Amazonia in Rio de Janeiro
Manifestación para pedir la protección de la Amazonia in Rio de Janeiro - REUTERS / SERGIO MORAES - Archivo

Marcos Pereira lamenta que se "ataque" a Brasil por los incendios en la Amazonia

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Marcos Pereira, ha defendido la fortaleza de las instituciones y la economía del gigante sudamericano independientemente de la imagen pública que pueda tener su presidente, Jair Bolsonaro, "poco diplomático" en ocasiones, y de una corrupción que "no es un fenómeno exclusivo" del país.

Pereira, presidente del partido Republicanos --antiguo Partido Republicano Brasileño (PRB)-- y ministro de Industria y Comercio Exterior durante el Gobierno de Michel Temer, ha repasado durante una tribuna organizada por la agencia EFE en Madrid el programa de reformas de los últimos años y los objetivos a corto y medio plazo, tanto en el terreno político como en el económico.

Tras un proceso electoral "atípico" en el que se impuso Bolsonaro, gracias a "la movilización de Internet y un discurso muy duro", las instituciones intentan ahora reconfigurarse para cumplir su "papel constitucional", según Pereira. "Somos conscientes de que la imagen de Brasil no es la mejor", ha admitido.

En este sentido, ha reconocido que Bolsonaro --al que respaldó en segunda vuelta-- "tiene su estilo" y puede ser "poco diplomático" o incluso "beligerante", pero ha apuntado que también "es consciente de su responsabilidad". Pereira ha puesto como ejemplo la criminalización de la homofobia por parte del Supremo Tribunal Federal (STF), ante la que "el presidente no puede hacer nada".

El líder de Republicanos, acusado en dos ocasiones de corrupción, también ha aludido a las investigaciones abiertas contra miembros de prácticamente todos los grandes partidos del país para defender que "no es un fenómeno exclusivo a Brasil", a pesar de que en el caso del gigante sudamericano sí se da la circunstancia de que hay "un expresidente preso y tres expresidentes investigados".

"También hay en España, en Israel", ha agregado, para acto seguido señalar que "Brasil está tratando muy bien" el tema de la corrupción, con "toda la transparencia del mundo". Pereira ha indicado que el STF transmite la totalidad de los juicios que organiza: "Más transparencia que esto no puede tener".

Por otra parte, ha lamentado que se "ataque" a Brasil por los incendios en la Amazonia, que "no fueron provocados". Brasil tiene un 70 por ciento de esta selva y, según Pereira, el 86 por ciento de los terrenos están protegidos; "y seguirán siendo preservados porque lo exigen la ley".

REFORMAS PENDIENTES

Pereira ve pocas posibilidades de que el triunfo del peronista Alberto Fernández en Argentina derive un bloqueo del acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la UE y, aunque ha dicho desconocer el proceso de ratificacion que podría seguir en el Parlamento brasileño, sí que ha confirmado que "va a ser algo rápido".

El vicepresidente de la Cámara Baja ha abogado por seguir emprendiendo reformas como la del sistema de pensiones, con las que se podrían ahorrar "más de 250.000 millones de euros en diez años", la "desburocratización" del sistema, la "modernización" del sistema tributario y la venta progresiva de empresas públicas para "privatizar todo lo que se pueda privatizar".

El exministro ha recalcado que "hay oportunidades de inversión" en Brasil --"estamos haciendo nuestros deberes"-- y, en este sentido, ha destacado la extendida presencia de España en el país sudamericano. Para febrero, la Cámara de Diputados tiene previsto organizar una ceremonia en homenaje a los 150.000 inmigrantes españoles y sus descendientes, impulsada entre otros por el propio Pereira.

El embajador de Brasil en España, Pompeu Andreucci, ha destacado también en un discurso introductorio la importancia de dicho acto y ha alabado el papel de Pereira, a quien ha descrito como "uno de los políticos más prestigiosos" de Brasil y al que ha apodado como "equilibrista", por su capacidad para "tender puentes y privilegiar el diálogo" entre las distintas formaciones.