Publicado 06/09/2021 06:27CET

Brasil.- WWF alerta de que en el último año se perdieron cerca de 10.500 kilómetros cuadrados de bosques en la Amazonia

Archivo - Indígena kayapó de Brasil durante las protestas de su comunidad contra el olvido al que han sido relegados por parte del Gobierno de Jair Bolsonaro durante la crisis sanitaria del nuevo coronavirus.
Archivo - Indígena kayapó de Brasil durante las protestas de su comunidad contra el olvido al que han sido relegados por parte del Gobierno de Jair Bolsonaro durante la crisis sanitaria del nuevo coronavirus. - FERNANDO SOUZA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ONG Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) ha alertado este domingo de que desde agosto de 2020 hasta julio de 2021 se han perdido 10.476 kilómetros cuadrados de bosque en la Amazonia.

La estimación de WWF se basa en datos recopilados por el instituto de investigación Imazon, situado en la ciudad de Belén, en el norte de Brasil, país que celebra este domingo el Día del Amazonas, recordando el establecimiento de la histórica provincia de Amazonas en 1850, durante el Imperio de Brasil.

"Si perdemos el Amazonas, perdemos uno de las reservas de carbono más grandes de este planeta", ha puesto de relieve el experto en América del Sur de WWF Alemania, Dirk Embert, después de que la región haya experimento sus peores niveles de deforestación, sobre todo en Brasil.

El Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil ha lamentado que "con cada año que pasa, hay más deforestación, menos lluvia" y las "temperaturas son más altas", por lo que es necesario hacer algo ahora o la situación será irreversible.

En el este de la Amazonia, la deforestación ha avanzado a tal nivel que los bosques que se mantienen en pie emiten más carbono del que captura, en lugar de ayudar a limpiar la atmósfera, según un último estudio mencionado por el portal brasileño de noticias G1.

Las organizaciones medioambientales y los colectivos de los pueblos originarios de la Amazonia en Brasil han denunciado en numerosas ocasiones al presidente, Jair Bolsonaro, de promover la destrucción de estos bosques con medidas legislativas que permitieron la invasión de tierras, la deforestación, o la explotación irregular a través de la ganadería o la minería.

Los grupos y colectivos indígenas de Sudamérica han solicitado en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que estos días se está celebrando en Marsella, que el 80 por ciento de la región esté bajo protección para el 2025, así como ser ellos los encargados de administrar las nuevas áreas protegidas.

Contador