Publicado 09/04/2019 12:43CET

Brexit.- Barnier condiciona la prórroga a que sea "útil" para un pacto entre británicos que salve el acuerdo del Brexit

Brexit.- Barnier condiciona la prórroga a que sea "útil" para un pacto entre bri
Benoit Bourgeois/European Parlia / DPA

BRUSELAS, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, ha dicho este martes que si la Unión Europea concede a Londres la prórroga que ha pedido para retrasar el Brexit debe ser con la condición de que este aplazamiento sea "útil" para favorecer un pacto entre conservadores y laboristas británicos que salve el acuerdo de retirada para un divorcio ordenado.

"Una extensión debe ser útil para dar más tiempo, si es necesario para lograr el proceso político, construir esa mayoría", ha dicho Barnier en una rueda de prensa en Luxemburgo, tras reunirse con los ministros responsables de Asuntos Europeos de los Veintisiete para preparar la cumbre extraordinaria del miércoles.

Barnier se ha referido así a los contactos entre la primera ministra británica, Theresa May, y el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, que tratan de desbloquear la situación en la Cámara de los Comunes, que ha rechazado ya hasta en tres ocasiones el Tratado de Retirada que fija las reglas de la separación.

Ese diálogo abierto entre partidos es el "elemento nuevo" que puede ayudar a un nuevo proceso que cimente una mayoría en el Parlamento británico en torno al acuerdo de separación y a la declaración política. "Esto es lo que dará sentido a la petición de una extensión presentada por la primera ministra", ha advertido Barnier.

La Unión Europea ha dejado claro que no piensa reabrir el acuerdo de salida, aunque sí está abierta a revisar la declaración política sobre el marco de la relación futura si Reino Unido quiere dotarla de una mayor ambición.

"Aclaro sobre esa ambición en la relación futura, por ejemplo para añadir al acuerdo de libre comercio una verdadera Unión Aduanera, que estamos preparados para hacerlo en unos días, en unas horas", ha dicho Barnier, sobre la idea de una unión aduanera planteada por los laboristas.

Los líderes de la Unión a 27 estudiarán este miércoles la petición de May de aplazar el Brexit hasta el 30 de junio, si bien sobre la mesa estará también la propuesta del presidente del Consejo, Donald Tusk, de establecer una prórroga "flexible" de hasta doce meses, que podría desactivarse antes si Reino Unido estuviera preparado para ello.

Barnier no ha querido tomar partido sobre cuál cree que sería el plazo más adecuado, pero sí ha subrayado que, en cualquier caso, de acordarse una prórroga deberá ser "útil" para evitar un divorcio caótico y su duración "proporcional al objetivo" que persiga.

Así, el negociador aludía a las condiciones del bloque para contemplar una nueva prórroga que se sume a la que ya concedieron los líderes en su última cumbre y que retrasó la fecha del Brexit del 29 de marzo al 12 de abril.

Los Veintisiete están determinados a hacer todo lo posible para evitar un Brexit sin acuerdo, pero tienen dudas de que retrasar la ruptura a largo plazo sea la solución porque supone alargar la incertidumbre y porque mantendría a Reino Unido en la mesa de toma de decisiones de la UE como Estado miembro, a pesar de estar en el proceso de ser un país tercero con agenda e intereses propios.

Por eso, Barnier ha apuntado también que sean cuáles sean los detalles de lo que May planteará el miércoles a sus aún socios europeos la solicitud deberá "respetar los principios" de la Unión Europea, "respetar lo que somos y lo que seguiremos siendo".

En este sentido, el político francés ha enumerado "la integridad del mercado interior, la autonomía de las decisiones de los veintisiete y la indivisibilidad de las cuatro libertades".

"No estamos dispuestos a debilitar o comprometer los cimientos de la Unión Europea que se apoya en ese mercado interior, que es el ecosistema que protege empresas y consumidores", ha concluido.