Publicado 24/12/2020 18:34CET

Brexit.- La clase política británica, entre el alivio y la resignación tras el acuerdo con la UE

31 January 2020, England, London: A man dressed as a mortician hold a wreath with 11 stars instead of the 12 stars of the EU flag in Parliament Square, ahead of the UK leaving the European Union at 11pm on Friday. Photo: Dominic Lipinski/PA Wire/dpa
31 January 2020, England, London: A man dressed as a mortician hold a wreath with 11 stars instead of the 12 stars of the EU flag in Parliament Square, ahead of the UK leaving the European Union at 11pm on Friday. Photo: Dominic Lipinski/PA Wire/dpa - Dominic Lipinski/PA Wire/dpa - Archivo

La Cámara de los Comunes convoca un pleno extraordinario el 30 de octubre

MADRID, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

La clase política de Reino Unido ha celebrado en términos generales el principio de acuerdo logrado con la Unión Europea sobre las relaciones a partir del 1 de enero, si bien líderes como la escocesa Nicola Sturgeon han aprovechado para recordar que no todos votaron a favor del Brexit en 2016.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha asegurado en su comparecencia ante los medios que confía en que la oposición respalde el texto cuando sea sometido a votación en la Cámara de los Comunes, algo que ya le ha garantizado el líder laborista, Keir Starmer.

El jefe de la oposición ha confirmado en rueda de prensa que el Partido Laborista respaldará el acuerdo comercial para evitar que haya una ruptura a las bravas, si bien cree que es "débil" y que "no es lo que el Gobierno prometió" que lograría.

Por su parte, Sturgeon ha marcado distancias de nuevo con Londres. "Merece la pena recordar que el Brexit ocurre en contra de la voluntad de Escocia. Y no hay ningún acuerdo que maquille lo que el Brexit supone para nosotros", ha dicho Sturgeon en Twitter, en alusión a los resultados del referéndum.

La líder nacionalista escocesa ha reiterado precisamente su defensa de otro referéndum, el de independencia. "Es momento de dibujar nuestro propio futuro como una nación independiente y europea", ha afirmado.

El ex primer ministro británico David Cameron, que dimitió tras la consulta de 2016, ha celebrado que "es bueno terminar un año difícil con una buena noticia", incidiendo en que el acuerdo sobre las relaciones comerciales es "muy bienvenido" y un "paso vital" para poder seguir siendo "amigos, vecinos y socios" de la Unión Europea.

La sucesora de Cameron y predecesora de Boris Johnson en Downing Street, Theresa May, ha afirmado igualmente que es una noticia "muy bienvenida", en la medida en que da confianza a las empresas y mantiene el tránsito comercial. "Estoy deseando ver los detalles en los próximos días", ha añadido.

Por su parte, el político Nigel Farage, una de las voces más altisonantes del euroescepticismo durante la última década, ha señalado que "este acuerdo no es perfecto pero es un gran momento" para Reino Unido. "Esta victoria es un homenaje a los hombres y mujeres corrientes que se alzaron contra Westminster y ganaron. No hay vuelta atrás", ha proclamado.

SESIÓN PARLAMENTARIA

El Gobierno de Johnson había descartado una prórroga del periodo de transición pese a la inminencia del 31 de diciembre, alegando que, de ser necesario, se convocarían plenos extraordinarios en el Parlamento para garantizar la ratificación a tiempo del acuerdo.

La Cámara de los Comunes ha convocado un pleno el 30 de diciembre, con vistas a aprobar los textos que permitirán que el nuevo acuerdo confirmado por Londre y Bruselas entre en vigor en los plazos previstos.