Publicado 04/02/2021 14:18CET

Brexit.- Irlanda descarta cambios en el protocolo del Brexit sobre Irlanda del Norte pese a la polémica

Puerto de Larne, en Irlanda del Norte
Puerto de Larne, en Irlanda del Norte - CHARLES MCQUILLAN/GETTY IMAGES

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irlanda ha descartado este jueves que pueda haber una reforma del protocolo sobre Irlanda del Norte incluido en el acuerdo del Brexit, algo por lo que ya aboga abiertamente la ministra principal norirlandesa, Arlene Foster, tras las polémicas de los últimos días entre Londres y Bruselas.

Dicho protocolo mantiene a Irlanda del Norte dentro del mercado único de la UE con el objetivo final de evitar una 'frontera dura'. El temor a una fuga de vacunas contra la COVID-19 llevó la semana pasada la Unión Europea a proponer --aunque finalmente dio marcha atrás-- la revocación de emergencia y desencadenó una cascada de reproches y dudas sobre el actual estatus.

Los controles entorpecerían la llegada de medicamentos y alimentos, en un momento en el que los supermercados norirlandeses ya se han visto afectados por la escasez relacionada con los nuevos obstáculos burocráticos. En un intento por amortiguar estas carencias, el Gobierno de Boris Johnson propuso el miércoles que el periodo de transición para supermercados y proveedores durase hasta el 1 de enero de 2023.

Foster ha afirmado este jueves que el protocolo para Irlanda del Norte "no ha funcionado" y, por tanto, "es necesario reemplazarlo". En su opinión, la extensión de los plazos como plantea Londres "no es suficiente" y son necesarias "soluciones permanentes que incluyan exenciones significativas para productos en venta en Irlanda del Norte", según ha explicado en una tribuna en 'The Daily Telegraph'.

El ministro de Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, ha admitido que puede haber problemas con la aplicación práctica del acuerdo, pero ha apuntado que contiene "flexibilidades" que permitirían, a su juicio, corregir las controversias que vayan surgiendo.

Coveney ha subrayado en declaraciones a la cadena británica BBC que el protocolo "no se va a cambiar" y ha advertido de que las alusiones de Johnson sobre una posible activación del Artículo 16, que permite a una de las partes congelar el acuerdo en caso de emergencia, han creado más tensión en las últimas horas.

"Haremos todo lo que tengamos que hacer, bien en materia legislativa o incluso invocando el Artículo 16 del protocolo, para asegurar que no hay barreras en el mar de Irlanda", proclamó el 'premier' de Reino Unido el miércoles ante la Cámara de los Comunes.

Esta misma semana, un serie de pintadas con amenazas ya obligaron a suspender temporalmente los controles en los puertos de Belfast y Larne. Tanto el Gobierno británico como la Comisión Europea han condenado estas amenazas, con el compromiso de poder acercar posturas la próxima semana con una nueva reunión.