Brexit.- Juncker y Johnson hablan antes de la cumbre a la que Bruselas y Londres quieren presentar un acuerdo cerrado

Publicado 17/10/2019 11:01:52CET
Brexit.- Juncker y Johnson hablan antes de la cumbre a la que Bruselas y Londres
Brexit.- Juncker y Johnson hablan antes de la cumbre a la que Bruselas y Londres - Stefan Rousseau/PA Wire/dpa

Los líderes no quieren negociar durante la cumbre

BRUSELAS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, han hablado a primera hora de este jueves sobre el último esfuerzo de los negociadores para tratar de cerrar un acuerdo a tiempo que evite un Brexit traumático a final de mes.

"Cada hora y cada minuto cuenta antes de la Cumbre europea, queremos un acuerdo", ha escrito la portavoz de Juncker, Mina Andreeva, en un mensaje en las redes sociales para informar de la conversación con Johnson.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reúnen a partir de las 15:00 en una cumbre en Bruselas cuyo primer punto de la agenda es el Brexit, pero las capitales han dejado claro que los líderes no negociarán en ningún caso las cuestiones técnicas que siguen abiertas.

"Si no hay un acuerdo sobre la mesa a esa hora, está claro que en la mente de los líderes no estará finalizar un acuerdo, sino cuáles son los siguientes pasos", ha avisado un alto funcionario europeo, que ha apuntado a la discusión sobre eventuales prórrogas.

La UE se ha mostrado dispuesta a estudiar otro aplazamiento si es para un "cambio político significativo" en Reino Unido y dejando claro que no sería "a cualquier precio", aunque en todo caso le corresponde a la parte británica tomar la iniciativa de pedir esta posibilidad.

En la cumbre, los líderes invitarán a Johnson a explicar su posición ante ellos antes de que tenga que abandonar la sala para que la Unión Europea a Veintisiete analice la situación y decida los próximos pasos, aunque no está claro si el 'premier' aceptará esta oportunidad.

Los equipos negociadores, entretanto, apuran las últimas antes de la cumbre al otro lado de la calle para tratar de finalizar un texto legal que satisfaga a las partes y que incluya una alternativa creíble, viable y legal que dé las mismas garantías que la salvaguarda irlandesa que Londres rechaza. Dublín y Londres han acercado sus posturas en este asunto clave y eso allana el camino, según fuentes europeas.

El negociador jefe europeo, Michel Barnier, trasladó la víspera a los Veintisiete que se han producido "importantes avances" en las negociaciones, pero que la versión jurídica del documento aún no se ha podido sellar porque sigue habiendo escollos que, con todo, cree posible salvar.

Sin embargo, este jueves el Partido Unionista Demócratico de Irlanda del Norte (DUP) ha advertido de que "tal como están las cosas" no puede apoyar el acuerdo sobre el Brexit, que prevé un sistema aduanero con Irlanda del Norte que sitúa la frontera para los controles en el mar, entre las dos islas, en lugar de entre las dos irlandas.

La UE ha puesto como límite este miércoles para avalar o no un acuerdo alternativo porque una vez cerrado el texto legal, se deben cumplir una serie de procedimientos, desde la traducción a todas lenguas oficiales de la UE hasta su ratificación en los Parlamentos británico y europeo, que exige un mínimo de plazos.

Así las cosas, la mayoría de las fuentes consultadas descartan el peor de los escenarios, el de una ruptura traumática por falta de acuerdo, porque recuerdan que Westminster obliga al Gobierno británico a pedir una prórroga si el próximo 19 de octubre no hay un acuerdo.

El segundo escenario que se baraja es los de un acuerdo trasladado a un texto jurídico a tiempo para que los líderes lo respalden este mismo jueves y pueda ser ratificado "en días" por la Cámara de los Comunes y la próxima semana por el pleno del Parlamento europeo, de modo que entraría en vigor antes del 31 de octubre.

Una última opción sería que los negociadores lograran un principio de acuerdo con garantías aunque aún con flecos técnicos abiertos que necesitaran más días para ser finalizados, en cuyo caso se daría ese tiempo para concluirlo y exigiría una prórroga "técnica".