Publicado 30/06/2021 14:03CET

Brexit.- La Justicia británica avala el protocolo de Irlanda del Norte que quiere modificar Johnson

28 June 2021, United Kingdom, Batley: UK Prime Minister Boris Johnson visits a factory while campaigning in the constituency ahead of the Batley and Spen by-election later this week. Photo: Peter Byrne/PA Wire/dpa
28 June 2021, United Kingdom, Batley: UK Prime Minister Boris Johnson visits a factory while campaigning in the constituency ahead of the Batley and Spen by-election later this week. Photo: Peter Byrne/PA Wire/dpa - Peter Byrne/PA Wire/dpa

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El protocolo para Irlanda del Norte incluido en los acuerdos de divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea es legal, según un tribunal de Belfast que ha rechazado este miércoles un recurso de dirigentes unionistas sobre uno de los aspectos del Brexit más cuestionados por el Gobierno de Boris Johnson.

Varios representantes del Partido Unionista Democrático (DUP), entre ellos la exministra principal Arlene Foster, habían recurrido a los tribunales para impugnar el protocolo diseñado para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, alegando que contravenía varias normas ya en vigor, incluidos los Acuerdos de Viernes Santo de 1998 que permitieron la paz en el Úlster.

El tribunal ha determinado que no contraviene ninguna ley, tampoco aquellas que rigen el libre comercio entre la isla de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, aunque sí asume que la Ley para el Acuerdo de Retirada de la UE revierte de forma "implícita" algunas reglas en vigor desde 1800 y que en ningún caso podrían eclipsar la "voluntad clara y específica" del actual Parlamento, informa la BBC.

Johnson ha cuestionado en reiteradas ocasiones el protocolo acordado en su día para Irlanda del Norte --a cambio de seguir en el mercado único y la unión aduanera--, asumiendo ahora que implicaría 'de facto' una traba interna para la distribución de productos. La Comisión Europea, que defiende lo firmado, ha abierto un expediente a Reino Unido y ha amenazado con imponer aranceles, porque sostiene que incumplir lo dispuesto en el protocolo contraviene el Derecho de la UE y el Derecho Internacional.

Una de las fechas marcadas en rojo para los negociadores era precisamente este miércoles, en la medida en que el 30 de junio expira el periodo de gracia por el que se sigue produciendo la entrada de productos a Irlanda del Norte desde otros territorios británicos sin cumplir los controles fijados en el acuerdo de divorcio. Los posibles efectos sobre la carne procesada han convertido esta crisis en la 'guerra de las salchichas', como la han bautizado los medios británicos.