Publicado 03/02/2021 22:09CET

Brexit.- Reino Unido solicita una prórroga hasta 2023 para evitar el desabastecimiento en Irlanda del Norte

03 November 2020, England, London: The Chancellor of the Duchy of Lancaster, Michael Gove arrives in Downing Street ahead of a Cabinet meeting at the Foreign and Commonwealth Office. Photo: Victoria Jones/PA Wire/dpa
03 November 2020, England, London: The Chancellor of the Duchy of Lancaster, Michael Gove arrives in Downing Street ahead of a Cabinet meeting at the Foreign and Commonwealth Office. Photo: Victoria Jones/PA Wire/dpa - Victoria Jones/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Gabinete y 'número dos' del Gobierno británico, Michael Gove, ha trasladado la "conmoción" y el "enfado" de Irlanda del Norte tras conocer la semana pasada que la UE propuso reforzar los controles en la frontera irlandesa y ha pedido una prórroga hasta 2023 para evitar el desabastecimiento de productos de primera necesidad y medicamentos.

"En todos los partidos políticos, la sociedad civil y las organizaciones empresariales de Irlanda del Norte hay una sensación de conmoción y enfado", comienza Gove en una misiva dirigida al vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, a quien le ha propuesto una "serie de pasos mínimos" para "estabilizar" y "tranquilizar" a todas las partes implicadas en esta situación.

"Esperaba una respuesta fuerte, pero la reacción fue incluso más negativa de lo que había anticipado", ha asegurado Gove, quien ha recalcado cómo todos los sectores de la sociedad civil y empresarial norirlandeses han mostrado una "profunda preocupación" acerca de "su salud y sus medios de vida" en un momento de crisis sanitaria como el actual.

La semana pasada la Unión Europea propuso, aunque finalmente dio marcha atrás, revocar el protocolo de emergencia del Brexit para Irlanda del Norte, restableciendo así una frontera firme y más controles aduaneros, que entorpecerían la llegada de medicamentos y alimentos, en un momento en el que los supermercados norirlandeses ya se han visto afectados por la escasez relacionada con los nuevos obstáculos burocráticos.

Por ello, Glove ha solicitado este miércoles una extensión del periodo de transición para los supermercados y sus proveedores en Irlanda del Norte, así como para la entrada de medicamentos, hasta el primero de enero de 2023.

A su vez, ha cuestionado "la unilateral legislación" de la Comisión Europea en materia de política arancelaria y ha avanzado que ante "las circunstancias únicas de Irlanda del Norte, Reino Unido establecerá soluciones para permitir que las mercancías se muevan libres de aranceles" dentro de las cuotas marcadas.

"Anteriormente hemos expresado nuestra seria preocupación por la imposición unilateral de esta legislación sobre contingentes arancelarios el año pasado por parte de la UE, y nos reservamos nuestra posición sobre su aplicación", ha dicho.

La petición del Gobierno británico se produce antes de una reunión entre el propio Gove, la primera ministra de Irlanda del Norte, Arlene Foster, y Sefcovic, quien ya ha reiterado que el compromiso de la UE es eliminar cualquier tipo de control aduanero.