Publicado 28/01/2021 17:52CET

Brexit.- La UE aplaza una reunión con el representante de Reino Unido en Bruselas en medio de la tensión diplomática

Banderas de la UE junto a la Comisión Europea
Banderas de la UE junto a la Comisión Europea - ZHANG CHENG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

BRUSELAS, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea ha pospuesto una reunión con el jefe de la misión de Reino Unido en la UE, Lindsay Croisdale-Appleb, en medio de la tensión diplomática entre Bruselas y Londres después de que el Ejecutivo británico se niegue a reconocer el estatus de embajador al representante de la UE en las islas, Joao Vale de Almeida.

Fuentes comunitarias confirman a Europa Press el aplazamiento sin fecha del encuentro de Croisdale-Appleb con el jefe de gabinete de Charles Michel, Frédéric Bernard. Se trataba de una cita para mantener un primer contacto tras su reciente nombramiento.

"Después de la última disputa entre Reino Unido y la UE hemos decidido aplazar el encuentro. Claramente no tiene utilidad organizar ningún encuentro con cargos británicos hasta que haya una aclaración política", han señalado las fuentes.

En Bruselas ha generado indignación la decisión del Ejecutivo británico de no dar el estatus de embajador a Vale de Almeida. Critican que de esta forma Londres trata de imponer su enfoque sobre las relaciones diplomáticas con la UE y afean, especialmente, que aireara este asunto en la prensa antes de comunicarlo formalmente.

Ante esta crisis, el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, indicó esta semana que el movimiento no es halagüeño para la buena marcha de las relaciones y aseguró que la UE no permitiría que Reino Unido fuera el único país del mundo en el que la representación comunitaria no cuenta con ese estatus diplomático.

"Reino Unido ha salido de la UE y hemos firmado un acuerdo comercial, vale, pero debe parar de tratarnos como basura", han señalado las fuentes consultadas, visiblemente enfadadas por la actitud británica.

Tras abandonar definitivamente el bloque europeo, Londres pretende tratar al jefe de la delegación comunitaria únicamente como representante de una organización internacional, lo que en Bruselas consideran una degradación que incumple la reciprocidad diplomática y supone saltarse una cuestión de principios.