Bukele ordena "cerrar" todas las celdas de las cárceles de El Salvador tras el asesinato de un policía

Actualizado 01/07/2019 10:26:00 CET
Nayib Bukele
Nayib BukeleTWITTER

   SAN SALVADOR, 1 Jul. (Notimérica) -

   El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó este domingo "cerrar" todas las celdas de las cárceles del país, impidiendo la salida de los pandilleros de ellas hasta nuevo aviso, tras el reciente asesinato de un policía.

   "Emergencia máxima en los centros penales, todas las celdas cerradas 24/7, nadie sale por ningún motivo. Para las maras: si quieren que sus 'hommies' vean un rayito de sol, detengan todos los homicidios inmediatamente. No hay otra negociación", publicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

   Bukele reaccionó así al asesinato de José Douglas Moreno, investigador de la Policía Nacional Civil (PNC), asaltado por presuntos integrantes de la MS13, pandilla con sus orígenes en Estados Unidos y ramificada en el norte de América Central.

   "Terroristas de la MS13 acaban de matar a un policía, el agente se defendió e hirió al criminal, quien también falleció. Ahora vamos tras toda esa estructura. Esto no se va a quedar así", agregó el jefe de Estado, quien emplazó a los diputados a aprobar la reorientación de 15 millones de dólares para reforzar la alimentación de policías y militares.

   El homicidio de Moreno se produjo en el municipio de Mejicanos, uno de los elegidos para implementar el Plan de Seguridad Control Territorial, enfocado en las zonas donde las 'maras' (pandillas) obtienen sus ingresos, provenientes principalmente de la extorsión de comerciantes.

   El pasado sábado, Bukele también ordenó al director de Centros Penales, Osiris Luna, enviar a la cárcel de máxima seguridad de Zacatecoluca, conocida como 'Zacatraz', a tres delincuentes que secuestraron la noche anterior un autobús con unos 40 pasajeros y después violaron a dos mujeres.

   El Gobierno de Bukele ya realizó, entre el 22 y 23 de junio, el traslado de unos 1.600 pandilleros a prisiones de máxima seguridad, con el objetivo de romper el esquema imperante de hace 15 años de separar a las pandillas 18 Sureños, 18 Revolucionarios y Mara Salvatrucha (MS) en distintas cárceles.

   Con el comienzo del Plan de Control Territorial los 28 centros penales del país están en un estado de emergencia que, de entrada, terminaría el próximo 5 de julio, pero Bukele decidió que permaneciera por tiempo indefinido, a raíz de los recientes ataques.

Para leer más