Publicado 23/04/2021 13:36CET

Bulgaria.- El partido gobernante de Bulgaria no logra armar una coalición gubernamental

Archivo - Boiko Borisov, primer ministro de Bulgaria
Archivo - Boiko Borisov, primer ministro de Bulgaria - GOBIERNO DE BULGARIA - Archivo

SOFÍA, 23 Abr. (DPA/EP) -

Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), el partido del primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, no ha conseguido el apoyo del resto de partidos búlgaros para armar una coalición gubernamental, tal y como se esperaba, dos semanas después de que se celebraran las elecciones, comicios en los que se alzó victorioso.

Así, este viernes, el exministro de Exteriores y proeuropeísta Daniel Mitov, que era la apuesta de Borisov para convertirse en el nuevo primer ministro, ha devuelto el mandato de formar gobierno al presidente, Rumen Radev.

Mitov ha experimentado una larga cuesta arriba para formar gobierno. La agrupación política de Borisov ganó las elecciones parlamentarias con el 26 por ciento de los apoyos, lo que se traduce en 75 escaños de los 240 que componen el Parlamento. No obstante, tras las denuncias que apuntaban a presunta corrupción en el seno del partido, que ha gobernado en tres ocasiones desde 2009, el resto de formaciones le han aislado, subrayando que es "tóxico".

El mandato de formar gobierno presumiblemente recaerá ahora en el segundo partido con más apoyo de Bulgaria, el populista y crítico con el sistema ITN del presentador de televisión Slavi Trifonov. El líder del ITN se encuentra actualmente en cuarentena por COVID-19, por lo que aún no ha comentado nada acerca de sus planes.

El ITN obtuvo 51 asientos en el Parlamento, pero podría hacerse con el apoyo de otras formaciones, según se desprendió de la ronda de contactos que mantuvo el lunes Radev con los seis partidos políticos con representación parlamentaria del país.

El resto de partidos son el socialista BSP, con el 15 por ciento de los votos y 43 escaños; el partido proturco DPS, con el 10,5 por ciento de los votos y 30 asientos; Bulgaria Democrática (DB), que logró el 9,4 por ciento de los votos y 27 escaños; y el movimiento ¡Ponte en pie! ¡La mafia fuera!, con el 4,7 por ciento de los votos y 14 escaños.

Contador