Publicado 18/08/2020 01:37CET

Bulgaria.- El primer ministro de Bulgaria presenta una modificación de la Constitución tras 40 días de protestas

Bulgaria.- El primer ministro de Bulgaria presenta una modificación de la Consti
Bulgaria.- El primer ministro de Bulgaria presenta una modificación de la Consti - GOBIERNO DE BULGARIA

SOFÍA, 18 Ago. (DPA/EP) -

El primer ministro de Bulgaria, Boyko Borisov, ha cedido este lunes a las reivindicaciones de parte de la ciudadanía tras casi 40 días de protestas en las calles y ha presentado de manera sorpresiva un proyecto de modificación de la Constitución.

"La gente quiere la máxima representación ... La única forma es con una nueva Constitución", ha dicho Borisov, cuyo partido, el conservador Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB), ha presentado este lunes en el Parlamento el proyecto de ley, con el cual esperan obtener un "acuerdo amplio" con el resto de formaciones políticas.

Borisov ha señalado que "no hay nada como la democracia", al mismo tiempo que ha animado a la oposición a realizar las modificaciones que consideren oportunas de este proyecto de reforma, para que se "acabe la mentira de que esta es una Constitución del GERB".

El proyecto prevé que una Asamblea Nacional ordinaria adopte una nueva Constitución en las próximas dos semanas, tal y como ha anunciado Borisov, mediante la abolición de la Gran Asamblea Nacional.

El documento incluye cambios en lo que se considera un poder judicial ineficaz y se prevé que los mandatos de los presidentes del Tribunal Supremo y del fiscal general se reduzcan a cinco años, así como una reducción de hasta 120 diputados en el Parlamento, que actualmente cuenta con 240 representantes.

La protestas y movilizaciones se han estado produciendo por las calles de todo el país balcánico desde el pasado 9 de julio, y en las que se solicitan la dimisión de Borisov y del fiscal general, a quienes acusan de corrupción y de estar al servicio de una oligarquía mafiosa.

Los manifestantes han contado con el apoyo de la oposición y del presidente de Bulgaria, Rumen Radev, quien este lunes durante una marcha en la ciudad de Varna, a orillas del mar Negro, ha defendido que "una crisis como la actual no se curará con propuestas de enmiendas constitucionales, sino con una renuncia inmediata" del Gobierno.