Publicado 05/05/2020 20:11:43 +02:00CET

Burkina Faso.-Burkina Faso asegura que el coronavirus no ha hecho al Gobierno bajar la guardia en materia antiterrorista

Burkina Faso.-Burkina Faso asegura que el coronavirus no ha hecho al Gobierno ba
Burkina Faso.-Burkina Faso asegura que el coronavirus no ha hecho al Gobierno ba - MINISTERIO DE DEFENSA DE BURKINA FASO - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Burkina Faso, Christophe Dabiré, ha asegurado este martes que la pandemia de coronavirus no ha provocado que las autoridades bajen la guardia en materia antiterrorista y ha recalcado que trabajan "para reforzar el dispositivo sobre el terreno".

"Los ministerios de Defensa y Seguridad siguen llevando a cabo su trabajo para reforzar las capacidades de las Fuerzas de Defensa y Seguridad", ha defendido, un día después de la muerte de cinco personas en un nuevo ataque en el este del país.

Así, ha recalcado que las autoridades "siguen desarrollando los movimientos de drones para poder detectar el avance de los terroristas", antes de agregar que "en los próximos días se verá un poco de lo que se hace en este campo", según ha informado la agencia estatal burkinesa de noticias, AIB.

Las autoridades del país africano prorrogaron recientemente el toque de queda impuesto en la Región Este a causa del repunte de los ataques por parte de grupos yihadistas, y las autoridades han hecho sonar la voz de alarma debido a las operaciones de estas formaciones en esta zona del país.

El presidente del Consejo Regional del Este, Paripouguini Lompo, alertó el lunes de que varias localidades se han convertido en zona de nadie debido a la ausencia de las fuerzas de seguridad, mientras que el alcalde de Fada N'Gourma, Jean-Claude Louari, dijo que la población está asustada.

Burkina Faso, al igual que la vecina Malí, ha registrado un fuerte aumento de ataques yihadistas en los últimos años, obra tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región.

Dicha actividad ha contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y ha hecho que florecieran grupos de autodefensa, a los que el Gobierno burkinés ha sumado en los últimos meses a voluntarios para que ayuden en la lucha antiterrorista. Más de 800.000 personas se han visto desplazadas en el país como resultado de todo ello.

Contador