Publicado 21/12/2020 19:49CET

Burkina Faso.- España felicita al presidente de Burkina Faso por su reelección para un segundo mandato

El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré
El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré - LI XUEREN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha felicitado este lunes al presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kaboré, por su reelección para un segundo mandato al frente del país africano en las presidenciales del 22 de noviembre, tras la confirmación de los resultados por parte del Tribunal Constitucional.

"El Gobierno de España celebra el inicio de esta nueva etapa para Burkina Faso y espera poder colaborar con el Gobierno del presidente Kaboré en todas las cuestiones de interés común", ha dicho el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en un breve comunicado.

El Constitucional burkinés ratificó el 18 de diciembre la victoria de Kaboré en primera vuelta con unos datos similares a los anunciados el 26 de noviembre por la comisión electoral. Según los resultados definitivos, el presidente ha recabado el 57,74 por ciento de los apoyos.

Por su parte, el opositor Eddie Komboigo, cercano al expresidente Blaise Compaoré, se ha hecho con el 15,54 por ciento de los respaldos, mientras que Zéphirin Diabré ha quedado en tercer lugar con el 12,46 por ciento de las papeletas.

El tribunal señaló que las rectificaciones introducidas incluyen la anulación de los votos en 200 colegios electorales debido a irregularidades, si bien el presidente del organismo, Kassoum Kambou, resaltó que estos incidentes no amenazan la transparencia ni los resultados de la votación.

Kaboré prometió tras el anuncio que "será el presidente de todos los burkineses", después de que la oposición expresara sus dudas sobre la limpieza de la votación el día posterior a las elecciones. Así, llegó a denunciar "fraude" durante la jornada del 23 de noviembre.

Los comicios tuvieron lugar en un ambiente de profunda inseguridad por la amenaza yihadista, ante el repunte de los ataques por parte tanto de la filial de Al Qaeda como de la de Estado Islámico en la región.

Dicha actividad ha contribuido también a incrementar la violencia intercomunitaria y ha hecho que florezcan los grupos de autodefensa, a los que el Gobierno burkinés ha sumado en los últimos meses a 'voluntarios' para que ayuden en la lucha antiterrorista.