Publicado 16/02/2021 15:07CET

Burundi.- ACNUR pide más de 183 millones de euros para proporcionar apoyo "crítico" a los refugiados de Burundi

Dos hermanas de Burundi sentadas en un campamento de refugiados en Tanzania
Dos hermanas de Burundi sentadas en un campamento de refugiados en Tanzania - UNICEF - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y 33 de sus socios han solicitado este martes 222,6 millones de dólares (más de 183 millones de euros) para proporcionar asistencia humanitaria "crítica" a más de 315.000 refugiados burundeses durante 2021.

Durante casi siete años, Tanzania, Ruanda, Uganda y República Democrática del Congo (RDC) han acogido "generosamente" a refugiados procedentes de Burundi, ha recordado ACNUR, que ha señalado que, a pesar de que la transición política de Burundi proporcionó a los refugiados esperanza para volver a casa, la mayor parte de ellos continuarán necesitando ayuda internacional en 2021.

ACNUR ha detallado que el montante se destinará a la provisión de alimentos, refugio y educación para los refugiados burundeses, además de para que puedan acceder a atención sanitaria y agua, dos aspectos "particularmente necesarios" para prevenir posibles contagios de COVID-19 y asegurar el cumplimiento de las medidas en este sentido.

Además, el llamamiento incluye una petición de financiación para intensificar el retorno voluntario, seguro y digno de quienes decidan regresar a Burundi y se complementa con un Plan Conjunto de Retorno y Reintegración de Refugiados, que abarca la recepción y el seguimiento de los repatriados y el apoyo para ayudarles a reintegrarse en Burundi.

"Aumentar el apoyo internacional es crucial para asegurar que los refugiados burundeses reciben protección y atención significativas en los países vecinos", ha recalcado la directora regional para el este, el Cuerno de África y la región de los Grandes Lagos de ACNUR, Clementine Nkweta-Salami.

"Comprometer recursos en una importante señal de que el mundo no ha olvidado a los refugiados burundeses ni a las comunidades que les acogen", ha agregado.

En 2020, la respuesta a la situación de los refugiados de Burundi fue una de las más infrafinanciadas a nivel global, con un llamamiento para alcanzar los 293 millones de dólares (cerca de 242 millones de euros) que sólo se logró en un 40 por ciento. Las consecuencias para las vidas de los refugiados y las comunidades que les acogen fueron, entre otras, recortes en las raciones de alimentos, refugios inadecuados o carencia de medicinas.