Publicado 11/05/2020 15:25:24 +02:00CET

Burundi.- Burundi excluye a los observadores electorales de la EAC por la cuarentena debido al coronavirus

Burundi.- Burundi excluye a los observadores electorales de la EAC por la cuaren
Burundi.- Burundi excluye a los observadores electorales de la EAC por la cuaren - PRESIDENCIA DE BURUNDI - Archivo

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Burundi ha comunicado a la Comunidad Africana Oriental (EAC) que los observadores electorales que envíe para las presidenciales y parlamentarias del 20 de mayo tendrán que estar catorce días en cuarentena a causa del coronavirus, lo que podría bloquear de forma efectiva su llegada ante unos comicios marcados por la violencia preelectoral y de los que saldrá el sucesor de Pierre Nkurunziza.

"Es obligatorio que todas las personas, ya sean burundeses, residentes en Burundi o ciudadanos de la EAC, respeten el periodo de catorce días de cuarentena al entrar en Burundi", ha dicho la ministra burundesa para el bloque, Isabelle Ndahayo.

En su misiva, Ndahayo ha dado las gracias al bloque por el despliegue de la Misión Técnica de Observación, si bien ha resaltado que "tiene que ceñirse a las medidas destinadas a detener la propagación de la pandemia de coronavirus".

"En este contexto, se aconseja al Secretariado de la AEC que delegue en los actores que puedan estar ya presentes en Burundi, a los que no se aplica la cuarentena de catorce días, para que conformen la Misión Técnica de Observación de la EAC", ha señalado.

Por último, la ministra ha destacado que "el objetivo de la carta es pedir sus buenos oficios para que tome nota de lo anterior y realice los ajustes necesarios", antes de trasladar su "máxima consideración" al organismo.

Las autoridades de Burundi habían declinado previamente que Naciones Unidas y organizaciones civiles enviaran observadores a las elecciones, después de las críticas internacionales a las celebradas en 2015, que sumieron al país en una grave crisis.

La crisis de 2015 estalló después de que Nkurunziza decidiera presentarse nuevamente al cargo para un tercer mandato, algo que, según la oposición, violaba el acuerdo de paz alcanzado para poner fin a la guerra civil.

El presidente logró revalidar su cargo en las urnas tras un fallido golpe de Estado, desatando con ello una ola de violencia con epicentro en la antigua capital, Buyumbura, que se cobró al menos 450 vidas, según varias ONG.

La violencia ha sufrido un repunte en las semanas previas a los comicios del 20 de mayo y el propio fiscal general, Sylvestre Nywandwi, compareció públicamente la semana pasada para pedir a los políticos que no inciten al odio.

Las autoridades han validado un total de siete candidatos, entre los que destacan el 'delfín' del presidente, Evariste Ndayishimiye, y el líder del Congreso Nacional para la Libertad (CNL), Agathon Rwasa, quien figura como principal rival del primero.

La votación se celebrará además a pesar de la presencia de coronavirus en el país, que ha dejado hasta la fecha un total de 19 casos y un fallecido, según los Centros de África para el Control y la Prevención de Enfermedades (África CDC), dependientes de la Unión Africana (UA).

Sin embargo, médicos de Burundi alertaron durante el fin de semana de la existencia de una cadena de contagios "oculta y descontrolada" en el país, que las autoridades habrían intentado esconder para no obstaculizar el proceso electoral.

Contador