Publicado 27/05/2020 17:25CET

Burundi.- La UE llama a la calma y pide "priorizar el diálogo" tras las denuncias de fraude en las elecciones en Burundi

Burundi.- La UE llama a la calma y pide "priorizar el diálogo" tras las denuncia
Burundi.- La UE llama a la calma y pide "priorizar el diálogo" tras las denuncia - 2015 GETTY IMAGES / SPENCER PLATT - Archivo

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Europea (UE) ha hecho este miércoles un llamamiento a la calma y ha pedido "priorizar el diálogo" tras las denuncias de la oposición de Burundi sobre un presunto fraude en las elecciones presidenciales, parlamentarias y locales celebradas la semana pasada y tras un repunte de la violencia durante la campaña electoral.

La oficina del Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, ha destacado que "toma nota" del anuncio de los resultados provisionales, en los que Evariste Ndayishimiye, el 'delfín' del presidente saliente, Pierre Nkurunziza, se hizo con una amplia victoria en las presidenciales.

Así, ha señalado que se suma a los llamamientos de Naciones Unidas y la Unión African (UA) a "todos los actores políticos" para que "eviten actos de violencia y den prioridad al diálogo". "Los candidatos deben trasladar cualquier posible disputa electoral a través de los canales legales", ha sostenido.

En este sentido, el bloque europeo ha destacado que "el aparato judicial de Burundi tendrá una responsabilidad particular durante este proceso", al tiempo que ha indicado que "pese a las tensiones durante la campaña electoral, la jornada de votación fue generalmente pacífica y contó con un elevado nivel de participación".

"Sin embargo, la transparencia del proceso se vio reducida por la ausencia de observadores externos y un espacio limitado para los observadores internos", ha lamentado, antes de incidir en que "la buena gestión de los últimos pasos del proceso electoral pueden ser un paso importante para consolidar el Estado de Derecho, la democracia y los Derechos Humanos, elementos clave tanto para Burundi como para la UE".

La comisión electoral de Burundi anunció el lunes que Ndayishimiye se había hecho con cerca del 69 por ciento de los votos, imponiéndose así con amplitud al principal candidato opositor, Agathon Rwasa, quien habría recabado el 24,19 por ciento de las papeletas.

El organismo destacó que Ndayishimiye se ha impuesto con holgura en todas las provincias del país, un resultado que también ha logrado el CNDD-FDD en las legislativas que se celebraron ese mismo día, en las que logró el 68 por ciento de los votos, frente al 22,43 por ciento recabado por el Congreso Nacional para la Libertad (CNL) de Rwasa.

DENUNCIAS DEL CNL

El portavoz del CNL, Terence Manirambona, resaltó el lunes que el partido "cuenta con todas las pruebas y las cifras reales de estas elecciones", al tiempo que adelantó a la agencia alemana de noticias DPA que acudirán a los tribunales para "buscar justicia".

Rwasa criticó el 21 de mayo, después del anuncio de los resultados provisionales --en los que Ndayishimiye marchaba en cabeza con el 80 por ciento de los votos--, que los mismos "no se corresponden con la realidad", tras lo que criticó durante el fin de semana que la votación "no se celebró en condiciones normales para una elección considerada como democrática".

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Burundi (CECAB) ha denunciado que ha constatado "irregularidades" durante las elecciones y ha puesto en tela de juicio el resultado de las mismas. Así, ha dicho que la triple cita con las urnas no cumplió con los "elementos que deben caracterizar los comicios verdaderamente democráticos".

Entre las irregularidades constatadas por los más de 2.700 observadores desplegados por la Conferencia Episcopal en todo el país figuran pucherazos y voto en nombre de difuntos y refugiados, entre otros. Además, en algunos colegios electorales ha habido electores que han votado más de una vez además de intimidaciones en algunos casos contra estos.