Publicado 06/05/2020 14:58:58 +02:00CET

Cachemira.- India anuncia la muerte del comandante del grupo Hizbul Muyahidín en una operación en Cachemira

Cachemira.- India anuncia la muerte del comandante del grupo Hizbul Muyahidín en
Cachemira.- India anuncia la muerte del comandante del grupo Hizbul Muyahidín en - Masrat Zahra/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de India han anunciado este miércoles la muerte del comandante del grupo armado Hizbul Muyahidín, Riyaz Naiku, durante una operación de las fuerzas de seguridad en el distrito de Pulwama, situado en la región de Cachemira.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión india NDTV, el Ejército y la Policía regional han lanzado una operación antiterrorista en el área de Beighpura, matando a Naiku y a otro miembro del grupo, cuya identidad no ha trascendido por el momento.

Las autoridades han cortado a primera hora del día el servicio de Internet en todos los distritos del valle de Cachemira al inicio de la operación, que ha tenido Beighpura como epicentro pero que ha tenido su continuación en la aldea de Sharshali, donde han muerto otros dos sospechosos.

Internet continúa cortado en la región, ante el temor de las autoridades de que la muerte de Naiku desencadene una oleada de protestas similar a la que se registró en Cachemira en 2016 tras la muerte de su predecesor al frente de Hizbul Muyahidín, Burhan Wani, de 22 años. Los disturbios se saldaron con 90 muertos y miles de heridos.

Las autoridades indias habían anunciado una recompensa de 1,2 millones de rupias (cerca de 14.610 euros) por información sobre el paradero de Naiku, de 32 años y considerado uno de los hombres más buscados del país desde que se hizo cargo de las operaciones de Hizbul Muyahidín.

Naiku era profesor de matemáticas en un instituto de Cachemira hasta que se unió en 2012 al grupo armado, donde ascendió hasta ser nombrado jefe de operaciones en 2017 tras la muerte de Yasin Itu en otra operación de las fuerzas de seguridad.

La Policía le consideraba entonces como un importante comandante al frente de operaciones que se saldaron con la muerte de varios agentes, al tiempo que llevaba a cabo tareas de adoctrinamiento y captación para Hizbul Muyahidín, grupo que pasó a liderar finalmente tras la muerte de Wani.

La muerte del comandante de Hizbul Muyahidín ha llegado tras un repunte de los ataques contra las fuerzas de seguridad indias durante las últimas semanas que han dejado más de 20 agentes muertos durante el último mes, entre nuevas acusaciones contra Pakistán por su supuesto apoyo a los grupos separatistas que operan en la zona.

El Gobierno central indio impuso el 4 de agosto de 2019 un bloqueo de comunicaciones en la Cachemira bajo su control, un día después de que dejase a esta región sin el estatus especial que le permitía, entre otras cosas, elaborar sus propias leyes.

El anuncio llegó horas después de que las autoridades lanzasen una ofensiva que se saldó con el arresto de cientos de dirigentes locales y la suspensión de los servicios de telefonía o Internet.

UNA REGIÓN EN DISPUTA

Pakistán e India se disputan la región de la Cachemira histórica desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

Las tensiones entre ambos países alcanzaron su máximo en los últimos años tras el atentado perpetrado el 14 de febrero de 2019 en Pulwama, que se saldó con la muerte de 40 agentes.

La autoría del atentado fue reclamada por el grupo armado Jaish-e-Mohammad (JeM), tras lo que India acusó directamente a Pakistán de estar implicado en el ataque, lo que fue rechazado de plano por Islamabad.

Tras ello, India llevó a cabo un ataque en territorio paquistaní contra lo que describió como un campamento de JeM y dijo que había matado a más de 300 supuestos terroristas, si bien Pakistán también negó la versión de Nueva Delhi y señaló que sólo había un civil herido.

Días después, las autoridades indias denunciaron la entrada de aviones de guerra paquistaníes en su espacio aéreo y posteriormente Pakistán aseguró haber derribado dos cazas del país vecino y capturado a uno de sus pilotos, que fue entregado semanas después a Nueva Delhi para rebajar las tensiones.

Contador