Publicado 30/10/2020 10:57CET

Cachemira.- Milicianos armados matan a tres miembros del partido del Gobierno indio en Cachemira

11 October 2020, India, Poonch: A security member takes part in a cordon and search operation after unknown gunman fired shots near the house of Bharatiya Janata Party (BJP) leader Zulfiqar Pathan, in the Balakot area. Photo: Nazim Ali Khan/ZUMA Wire/dpa
11 October 2020, India, Poonch: A security member takes part in a cordon and search operation after unknown gunman fired shots near the house of Bharatiya Janata Party (BJP) leader Zulfiqar Pathan, in the Balakot area. Photo: Nazim Ali Khan/ZUMA Wire/dpa - Nazim Ali Khan/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tres miembros del partido del Gobierno indio, el Partido Popular (Bharatiya Janata o BJP), entre ellos el responsable de una sección local de las juventudes de la organización, han muerto a última hora del jueves en un ataque perpetrado por milicianos armados en el sur de la Cachemira bajo control de India.

El ataque ocurrió concretamente en la localidad de Kulgam, donde los milicianos abrieron fuego contra los tres integrantes del BJP, entre ellos el secretario general de la sección juvenil o Yuva Morcha, Fida Husain.

Husain murió en el acto mientras que sus dos compañeros, Rashid Beigh y Ramzan Hayam, fallecieron de camino a un hospital de la cercana localidad de Qazigund, según han confirmado fuentes policiales al diario local 'Times of India'.

La milicia Frente de Resistencia -- supuestamente un grupo afiliado a la organización separatista por excelencia de la región, Lashkar e Taiba, considerada grupo terrorista por India -- ha asumido la responsabilidad del atentado en un mensaje publicado en las redes sociales en el que advierte que "los crematorios van a acabar a rebosar".

Con este ataque ya son ocho los miembros fallecidos del partido que lidera el primer ministro del país, Narendra Modi, que en los últimos meses ha despojado a la región de Cachemira, de mayoría musulmana y epicentro de una disputa histórica con Pakistán, del estatus semiautónomo del que disfrutaba, según el Gobierno por motivos de seguridad y para facilitar su integración en el resto del país.

El propio Modi ha condenado los asesinatos en su cuenta de Twitter. Los fallecidos "eran unos jóvenes brillantes que estaban haciendo un trabajo excelente en Jammu y Cachemira. Mis pensamientos van hacia sus familias en este momento de dolor. Que sus almas descansen en paz", ha escrito.