Publicado 01/11/2020 14:07CET

Cachemira.- La Policía mata al flamante líder del grupo armado Hizbul Muyaidín, el más importante de la Cachemira india

Un paramilitar de India en la región de Cachemira
Un paramilitar de India en la región de Cachemira - Saqib Majeed/SOPA Images via ZUM / DPA - Archivo

MADRID, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía india ha anunciado este domingo la muerte del comandante del grupo armado Hizbul Muyaidín, el más numeroso y destacado de la Cachemira controlada por India, menos de un año después de reemplazar al líder anterior de la organización, también fallecido en una operación policial.

El fallecido se trata de Saifulá Mir, y ha muerto durante una operación realizada en un barrio a las afueras de la capital de la región, Srinagar, según ha informado el inspector general de la Policía cachemira, Vijay Kumar.

Según el relato oficial de los hechos, la Policía entró en el barrio tras recibir una información de los servicios de Inteligencia, solo para acabar emprendiendo un tiroteo con miembros de la organización, informa 'Hindustan Times'.

Las fuerzas de seguridad acabaron imponiéndose en el combate, que se saldó con la muerte de Mir y la captura de otro miembro de la organización. Kumar ha descrito la operación como un "gran éxito para las fuerzas de seguridad en la lucha contra las milicias en la región".

Mir había sucedido al mando a Riyaz Naikoo, fallecido el pasado mes de mayo en otro enfrentamiento contra la Policía.

El grupo, fundado en torno a 1990, es la formación armada separatista más destacada en la región, escenario de una disputa histórica entre India y Pakistán.

Los dos países llevan enfrentados por este territorio desde 1947 y ha sido motivo de dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

Las tensiones entre ambos países alcanzaron su máximo en los últimos años tras el atentado perpetrado el 14 de febrero de 2019 en Pulwama, que se saldó con la muerte de 40 agentes.

Contador