Actualizado 13/09/2012 5:25:31 +00:00 CET

Cadena perpetua para catorce exrepresores de la dictadura argentina

   BUENOS AIRES, 13 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Un tribunal federal ha condenado este miércoles a cadena perpetua a 14 ex represores por los crímenes de lesa humanidad cometidos en la ciudad de Bahía Blanca, ubicada en la provincia de Buenos Aires (este), durante la última dictadura militar de Argentina (1973-1986).

   El Tribunal Oral Federal de Bahía Blanca ha condenado a las 17 personas imputadas por los secuestros, desapariciones, asesinatos y robos de bebés cometidos a las órdenes del Quinto Cuerpo del Ejército durante la última dictadura militar.

   Del total, 14 han sido condenados a cadena perpetua: el ex general de brigada Juan Manuel Bayón; los ex coroneles Mario Carlos Antonio Méndez, Jorge Enrique Mansueto, Jorge Aníbal Masson, Hugo Carlos Fantoni, Norberto Eduardo Condal y Carlos Alberto Taffarel; los ex tenientes coroneles Osvaldo Bernardino Páez, Walter Bartolomé Tejada y Jorge Horacio Granada; el ex mayor Hugo Jorge Delme y los ex policías federales Vicente Antonio Forchetti, Héctor Jorge Abelleira y Héctor Arturo Goncalves.

   Por su parte, el ex policía federal Carlos Contreras ha sido condenado a 18 años de cárcel y los ex funcionarios del Servicio Penitenciario de Buenos Aires Héctor Luis Selaya y Reynaldo Miraglia, han sido sentenciados a 17 años y seis meses de cárcel.

   Según el veredicto, recogido por la agencia de noticias Télam, todos los condenados serán trasladados a una cárcel común ubicada en jurisdicción del Servicio Penitenciario Federal.

   "REPARACIÓN HISTÓRICA"

   Las Abuelas de Plaza de Mayo han celebrado que "por fin haya llegado este día de verdadera reparación histórica", al tiempo que han expresado su solidaridad a "todos los familiares, querellantes, colaboradores y militantes de la memoria".

   "Las Abuelas de Plaza de Mayo enviamos nuestro abrazo a todos y todas los que trabajaron incansablemente para lograr que los genocidas del Quinto Cuerpo de Ejército respondan por los delitos aberrantes que cometieron", reza el comunicado.

   La organización social ha recordado que "este proceso judicial le toca particularmente de cerca, ya que entre las víctimas se encuentran dos mujeres embarazadas: Olga Silvia Souto y María Graciela Izurieta, cuyos hijos fueron apropiados y aún continúan viviendo esclavos de la mentira, sin conocer su origen, sin saber quiénes son, sin saber quiénes fueron sus padres, sin el alivio que da conocer la verdad".

   "Por ellas, por el resto de las víctimas, por los supervivientes, por los testigos que valientemente declararon en el juicio oral, por los familiares, por todos los ciudadanos de bien que ayudaron, cada uno desde su lugar, para que este luminoso día de justicia haya llegado, las Abuelas de Plaza de Mayo gritamos bien fuerte y con el corazón: ¡30.000 detenidos desaparecidos, presentes, ahora y siempre!", han proclamado.