Publicado 28/03/2021 15:41CET

La Cámara de Diputados argentina aprueba la modificación del Impuesto de Ganancias tras una maratoniana sesión

El presidente argentino, Alberto Fernández
El presidente argentino, Alberto Fernández - E]TELAM / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Diputados argentina ha aprobado sin votos en contra tras más de 20 horas de sesión y siete de debate las modificaciones al Impuesto a las Ganancias. La iniciativa empezará a debatirse el martes en el Senado.

La iniciativa logró 241 votos a favor, cero en contra y tres abstenciones, entre ellas, la del radical porteño Facundo Suárez Lastra: "El proyecto es malo. No es una solución, es un parche", advirtió. También se abstuvieron Luciano Laspina (PRO) y Mónica Frade (Coalición Cívica), informa la prensa argentina.

Más allá del amplio consenso alcanzado, el debate estuvo en los cruces políticos. El diputado Fernando Iglesias incluso denunció haber sido empujado por un diputado del oficialismo fuera del recinto, por lo que se ha abierto una comisión de investigación.

La principal fuerza de la oposición, Juntos por el Cambio, apoyó en general y discrepó en artículos particulares. "No tiene sentido entrar en una pelea callejera de un proyecto que vamos a terminar apoyando todos", afirmó el portavoz de la formación, Mario Negri.

Sin embargo, luego encadenó una serie de críticas durísimas hacia las políticas económicas del Ejecutivo, al que consideró "sin rumbo". "Presidente, queremos saber ¿dónde está el piloto?", remachó.

En su turno, el portavoz de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, respondió y centró su discurso, casi en exclusividad, en la figura de Mauricio Macri. "Picante es fácil ser, más acá...", empezó. "Alberto, a diferencia de Cristina, es una persona que dialoga y miren cómo paga la oposición y los medios. Ahora el diálogo es una debilidad", señaló.

La propuesta presentada por el propio presidente de la Cámara, Sergio Massa, eleva el mínimo del Impuesto a las Ganancias a 150.000 pesos (1.383 euros) para los asalariados y de 6 a 8 haberes mínimos para los jubilados. El beneficio alcanzaría a 1.200.000 personas y el costo fiscal se estima en 48.000 millones de pesos.

Pero el proyecto sufrió modificaciones hasta último momento. Así, el apoyó la propuesta de los radicales Carla Carrizo y Alejandro Cacace para que las asignaciones de expresidentes paguen Ganancias.

Contador