Camboya.- Guterres expresa su preocupación por el despliegue militar ante la llegada del opositor Sam Rainsy a Camboya

Publicado 07/11/2019 23:52:23CET
Camboya.- Guterres expresa su preocupación por el despliegue militar ante la lle
Camboya.- Guterres expresa su preocupación por el despliegue militar ante la lle - NACIONES UNIDAS - Archivo

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado este jueves su preocupación por el despliegue militar por parte del Gobierno de Camboya de cara al regreso al país del destacado opositor Sam Rainsy.

"El secretario general (de la ONU) sigue de cerca los acontecimientos en Camboya relacionados con el anunciado retorno de Sam Rainsy y otros líderes opositores", ha señalado el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Así, ha resaltado que Guterres "está preocupado por las restricciones impuestas por las autoridades a la libertad de movimiento y asamblea, así como por las informaciones sobre el despliegue del Ejército en la frontera con Tailandia", desde donde el opositor pretendía entrar en Camboya.

"El secretario general subraya la necesidad de un diálogo pacífico entre todas las partes y un ambiente político propicio, libre de intimidación, acoso o miedo", ha remachado Dujarric.

Sam Rainsy, fundador del principal partido opositor camboyano, ha asegurado este mismo jueves que no ha sido capaz de iniciar su anunciado viaje de vuelta por no poder embarcar en un vuelo entre París y Bangkok, un día después de que las autoridades malasias también interceptasen a la 'número dos' de la formación, Mu Sochua.

El fundador del Partido de Rescate Nacional de Camboya (CNRP), exiliado en Francia desde hace cuatro años, se había comprometido a regresar este sábado a su país, donde sigue teniendo en vigor una orden de arresto en su contra, para liderar las manifestaciones contra el régimen de partido único que lidera el primer ministro, Hun Sen.

Rainsy ha explicado a la agencia de noticias Reuters que el personal de Thai Airways en el Aeropuerto Charles de Gaulle de París le ha pedido embarcar. El primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan Ocha, ya había avisado de que había órdenes de impedir cualquier escala en territorio tailandés.

Las autoridades de Camboya desplegaron tropas en su frontera con Tailandia de cara al regreso al país de Sam Rainsy. El portavoz del Gobierno, Phay Siphan, resaltó el lunes que "las Fuerzas Armadas tienen una obligación estipulada por las leyes y la Constitución de mantener el orden público y proteger el Estado".

Así, defendió que "el despliegue de las Fuerzas Armadas emana de esta obligación de proteger el orden público", antes de negar que las aerolíneas tengan prohibido transportar a Sam Rainsy al país.

"Por lo que sé, no hay una prohibición. Hay un aviso de que esta persona es un traidor que planea dar un golpe de Estado", señaló, al tiempo que agregó que "el Gobierno no tiene derecho a controlar el sector privado, pero sí a decir que una persona está buscada por las autoridades".

SERÁ ARRESTADO SI LLEGA A CAMBOYA

En este sentido, advirtió de que "el Gobierno está obligado a arrestar a Sam Rainsy después de que un tribunal ordenara su arresto". "Esto no significa que el Gobierno tema a Sam Rainsy, sino que debe proteger el orden público y podemos responder", zanjó.

El destacado opositor indicó en octubre que reconsiderará su regreso al país y su llamamiento a un levantamiento popular si el primer ministro libera al líder del CNRP, Kem Soja, restaura al partido y organiza elecciones limpias en el futuro. Soja llevado dos años detenido, el último en régimen de arresto domiciliario, a la espera de ser juzgado por cargos de intento de derrocar al Gobierno.

Asimismo, indicó en declaraciones a la agencia de noticias Reuters que es legítimo intentar sacar a Hun Sen del poder y añadió que "un levantamiento popular es la única opción que queda para que los demócratas camboyanos logren un cambio democrático".

Los críticos con el régimen camboyano denuncian que el país se ha convertido en un sistema de partido único desde que el Tribunal Supremo decidiera ilegalizar el CNRP a finales de 2017, meses antes de que el partido del primer ministro, Hun Sen, se hiciera con todos los escaños en las elecciones parlamentarias.