Camerún.- Bachelet celebra la liberación de opositores en Camerún y confía en que el país deje atrás la confrontación

Publicado 08/10/2019 11:21:22CET
Camerún.- Bachelet celebra la liberación de opositores en Camerún y confía en qu
Camerún.- Bachelet celebra la liberación de opositores en Camerún y confía en qu - Jean Marc Ferré/UN Geneva/dpa

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, ha celebrado este martes la liberación de cientos de opositores y detenidos en Camerún en relación con la crisis en la parte anglófona del país, y ha confiado en que allane el camino para que el país deje atrás "años de conflicto y confrontación".

El sábado, el excandidato presidencial Maurice Kamto y otro centenar de opositores fueron liberados por decisión del presidente del país, Paul Biya, un día después de que el mandatario ordenara la liberación de 333 personas detenidas en relación con el conflicto en las regiones Noroeste y Suroeste, contra los que se retiraron los cargos.

Bachelet ha confiado en que esta decisión "abra la puerta a un diálogo constructivo a largo plazo que permita a Camerún abordar las causas en la raíz y quejas subyacentes de elementos significativos de la población, que han estado sintiéndose excluidos".

La expresidenta chilena ha mostrado su satisfacción con que Biya esté cumpliendo con su "compromiso de buscar soluciones a los problemas" de Camerún, después de que durante la visita que hizo al país en mayo ambos discutieran sobre cómo "superar los varios problemas de Derechos Humanos en el país" y coincidieran en que "eran esenciales un diálogo y reconciliación nacionales".

La semana pasada tuvo lugar en Camerún un diálogo nacional convocado por Biya para intentar resolver la crisis en la parte anglófona del país y que culminó el viernes con una serie de recomendaciones, entre ellas la concesión de un estatus especial a las dos regiones y la igualdad entre francés e inglés.

En opinión de Bachelet, la liberación de actores políticos y el diálogo nacional podrían contribuir a la reconciliación política además de crear un entorno más inclusivo para el desarrollo socioeconómico del país.

Por otra parte, la jefa de Derechos Humanos de la ONU ha instado a los partidos de oposición y a los grupos armados a sumarse a los esfuerzos de las autoridades con vistas a la reconciliación y ha reiterado la disposición de su oficina a apoyar a Camerún en este proceso.

"Camerún tiene una oportunidad de dejar atrás años de conflicto y confrontación y entrar en una nueva era de paz y prosperidad, donde los Derechos Humanos sean respetados y protegidos", ha subrayado Bachelet en un comunicado. "Nosotros haremos todo lo que esté en nuestro poder para ayudar a hacer que eso sea una realidad", ha asegurado.

La jefa de Derechos Humanos de la ONU ha reconocido que "sin duda habrá dificultades en el camino, pero la voluntad de encontrar soluciones sigue siendo fuerte y, si el Gobierno cumple con sus compromisos, el país en su conjunto podría y debería beneficiarse sustancialmente".

LA CRISIS EN LA PARTE ANGLÓFONA

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de las regiones Noroeste y Suroeste, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión durante la que las organizaciones de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

Biya anunció en un mensaje a la nación el 10 de septiembre "un gran diálogo nacional que nos permitirá, en el marco de la Constitución, analizar la forma de responder a las profundas aspiraciones de la población de las regiones Noroeste y Suroeste". No obstante, dejó claro que "el futuro" de los anglófonos "se encuentra en el seno de nuestra República".

La separación entre anglófonos y francófonos sin embargo parte de más atrás, de la repartición de la colonia alemana de Kamerun entre Reino Unido y Francia tras la Primera Guerra Mundial. Tras su independencia, en 1961, se implantó un sistema federal en el que las regiones anglófonas tenían su propia policía, gobierno y sistema judicial.

Sin embargo, con el ascenso de Biya al poder en 1982 se fueron anulando las instituciones anglófonas, pasto de la iniciativa centralizadora.

Contador