Publicado 19/10/2020 17:27CET

Camerún.- Camerún cierra más de 60 escuelas ante el aumento de los ataques de Boko Haram

Camerún.- Camerún cierra más de 60 escuelas ante el aumento de los ataques de Bo
Camerún.- Camerún cierra más de 60 escuelas ante el aumento de los ataques de Bo - WFP/GLORY NDAKA - Archivo

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno camerunés ha anunciado el cierre de más de 60 colegios de la región norte fronteriza con Nigeria ante el incremento de los ataques del grupo yihadista Boko Haram, que utiliza cada vez más a menudo los atentados suicidas.

El Ejército ha sido desplegado en las zonas consideradas seguras para garantizar el derecho a la educación, aunque el responsable de Educación para la región norte, Ousmanou Garga, ha reconocido que muchas de las zonas ya no son seguras.

En concreto se ha referido a las zonas administrativas de Mayo Sava, Mayo Tsanaga y Logone y Chari, fronterizas con el estado nigeriano de Borno. Garga ha explicado que muchos de los profesores de las escuelas afectadas han huido con los menores a los que enseñaban.

"Sesenta y dos escuelas han sido clausuradas. Los niños y niñas han tenido que se escolarizados en otros colegios muy lejos de sus aldeas o directamente han dejado la escuela. Hasta 34.054 estudiantes están registrados como desplazados internos. Tenemos a los alumnos de las comunidades de acogida y hasta estudiantes refugiados", ha explicado en declaraciones recogidas por la emisora Voice of America.

Desde enero se han contabilizado al menos tres ataques de Boko Haram cada semana, la mayoría suicidas y sobre todo mujeres y niños. El Ejército ha informado de trece escuelas incendiadas en los dos últimos meses, de al menos 200 personas secuestradas para pedir rescate y de un número indeterminado de civiles desaparecidos.

El coronel Ndikum Azeh, comandante de la misión del Ejército camerunés contra Boko Haram en Mayo Sava, Mayo Tsanaga y Logone y Chari, ha asegurado que están en la zona para proteger a los civiles y que hay militares que trabajan como profesores para los desplazados en las zonas consideradas más seguras.

"La localidad de Ashigashia, en la frontera, ha sido objeto de los ataques de Boko Haram desde 2014. El mando cree que la educación de los jóvenes es fundamental para mejorar la seguridad de la zona", ha indicado Azeh.

Las ONG y grupos humanitarios y de defensa de los Derechos Humanos han pedido a Boko Haram que respete la Declaración Escuela Segura suscrita a nivel internacional. Desire Fouda, de la ONG School First, ha señalado que esta declaración busca proteger al alumnado y garantizar su derecho a la educación. "Estamos sensibilizando a diferentes actores de la educación para que respeten estas directrices sobre la declaración para que contribuyan a que esos niños tengan acceso a la educación", ha argumentado Fouda.

Las autoridades de los países bañados por el lago Chad --Chad, Camerún, Níger y Nigeria-- suelen usar el término Boko Haram para referirse indistitamente a la facción que lidera Abubakar Shekau, que inició su actividad en el norteste de Nigeria en 2009, como a ISWA, que se escindió en el verano de 2016 y que es la filial oficial de Estado Islámico en esta parte del continente.

En los once años transcurridos, más de 30.000 personas han muerto y más de tres millones de han visto obligadas a abandonar sus hogares, con Nigeria como el país más afectado ya que el estado de Borno es el principal epicentro de la violencia. Actualmente hay unos 2,7 millones de desplazados internos en los cuatro países, mientras que 300.000 nigerianos han buscado refugio en los países vecinos.