Publicado 16/03/2020 11:19:37CET

Camerún.- El gobernador de una región anglófona de Camerún restringe la circulación de motos por el repunte de violencia

Camerún.- El gobernador de una región anglófona de Camerún restringe la circulac
Camerún.- El gobernador de una región anglófona de Camerún restringe la circulac - INGEBJRG KRSTAD/NRC - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de la región Noroeste, una de las dos de mayoría anglófona de Camerún y que está inmersa desde 2017 en un conflicto entre separatistas armados y las fuerzas gubernamentales, ha ordenado restringir la circulación de motos en seis departamentos ante el repunte de la violencia de las últimas semanas.

"La circulación de motos está prohibida a partir de ahora en los departamentos de Boyo, Bui, Menchum, Mezam, Momo y Ngoketunjia de la región Noroeste entre las 18.00 y las 5.30 horas todos los días", ha anunciado el gobernador, Adolphe Lele Lafrique, en su decreto, según informa el diario 'Journal du Cameroun'.

Según el gobernador, quienes contravengan la medida verán incautadas sus motos y serán llevados ante la justicia conforme a las leyes en vigor. No obstante, ha aclarado que la medida no se aplicará a las motos empleadas en intervenciones de las fuerzas de seguridad ni las usadas por motivos médicos.

La decisión se produce después de que el ministro de Administración Territorial, Paul Atanga Nji, denunciara la connivencia de quienes tienen motos con los separatistas armados que operan en las regiones de mayoría anglófona para perpetrar ataques. En este sentido, reclamó que se debía proceder a un proceso de identificación de todas las motos de la región.

En las últimas semanas se han multiplicado los ataques y enfrentamientos en Noroeste. A principios de marzo, el Gobierno de Camerún informó de la muerte de diez separatistas armados durante un enfrentamiento, si bien activistas y testigos denunciaron que la mayoría de los fallecidos eran civiles. Los hechos tuvieron lugar en el distrito de Mezam.

Además, el pasado 14 de febrero en Ngarbuh se produjo la matanza de más de una veintena de personas. Según la versión del Ejército, se produjo un "desafortunado accidente" cuando durante un enfrentamiento con separatistas armados se prendió fuego varios contenedores de combustible. Por contra, los grupos de defensa de los Derechos Humanos sostienen que el Ejército camerunés mató a los civiles. El presidente del país, Paul Biya, ordenó una investigación de los hechos y al menos nueve militares han sido detenidos en relación con lo sucedido. LA CRISIS EN LA PARTE ANGLÓFONA

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

El conflicto ha dejado ya unos 3.000 muertos. Según Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), hay ya 60.000 refugiados cameruneses en Nigeria, mientras que otros 679.000 se han visto desplazados dentro del país.

Contador