Publicado 10/03/2020 21:56:04 +01:00CET

Camerún.- Muere una persona en un nuevo ataque achacado a separatistas armados en una zona anglófona de Camerún

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos una persona murió el lunes en una serie de ataques ejecutados por supuestos milicianos separatistas contra puestos de control de la Policía en una de las regiones anglófonas de Camerún, en medio del empeoramiento de la situación de seguridad.

Según las informaciones recogidas por el diario 'Journal du Cameroun', los puestos atacados están en Bamenda, la capital de la Región Noroeste, uno de los epicentros del conflicto.

Las fuerzas de seguridad habrían repelido el ataque, en el que estallaron al menos cuatro minas de fabricación artesanal, tal y como ha señalado la cadena de televisión camerunesa CRTV.

Durante el fin de semana murieron al menos nueve personas, entre ellas cuatro civiles, en dos ataques achacados a separatistas armados en esta misma región, una de las dos de mayoría anglófona de Camerún y escenario de un conflicto desde finales de 2017, así como en la vecina región Oeste.

Estos ataques atribuidos a los grupos separatistas armados se producen tras la muerte de más de 20 personas en una acción atribuida al Ejército camerunés el pasado 14 de febrero en Ngarbuh, que el Gobierno ha tachado de "desafortunado accidente", así como a la muerte de otra decena de personas a finales de febrero en una operación militar, en la que activistas denunciaron que la mayoría de los muertos eran civiles.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

El conflicto ha dejado ya unos 3.000 muertos. Según Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), hay ya 60.000 refugiados cameruneses en Nigeria, mientras que otros 679.000 se han visto desplazados dentro del país.

Contador