Publicado 16/02/2021 12:02CET

Camerún.- Mueren tres militares en un ataque de supuestos separatistas en una región de mayoría anglófona de Camerún

El presidente de Camerún, Paul Biya
El presidente de Camerún, Paul Biya - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Detenidos ocho soldados y agentes por supuestamente torturar a un civil casi hasta la muerte

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos tres militares cameruneses murieron en un ataque perpetrado el domingo en una de las regiones de mayoría anglófona del país, según han confirmado este martes las autoridades, en el marco de una crisis política que ha incrementado la seguridad en esta zona de Camerún durante los últimos años.

Según las informaciones recogidas por el diario 'Journal du Cameroun', el ataque fue ejecutado en la localidad de Ekondo Titi, en la Región Suroeste, por presuntos separatistas armados y se saldó con un cuarto militar herido. El soldado se encuentra ingresado en estado grave, por lo que no se descarta que aumente el balance de víctimas mortales.

Asimismo, el portavoz del Ejército, Serge Cyrille Atonfack, confirmó el lunes la detención de al menos ocho miembros de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad por su presunto papel en las torturas sufridas por un civil en la Región Noroeste del país.

Las detenciones han tenido lugar a raíz de las muestras de indignación después de que circulara en redes sociales un vídeo en el que varios uniformados interrogan a un civil antes de torturarle y dejarle en estado crítico. El portavoz del Ejército ha resaltado que el hombre era sospechoso de "terrorismo".

Por otra parte, ha recalcado que se adoptarán medidas "disciplinarias y administrativas" contra los implicados en el suceso, antes de incidir en que se ha abierto una "investigación judicial" para depurar responsabilidades por estos "actos intolerables".

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.