Publicado 27/10/2020 16:47CET

Camerún.- La ONU llama a un "diálogo inclusivo" para resolver la crisis en las regiones anglófonas de Camerún

Camerún.- La ONU llama a un "diálogo inclusivo" para resolver la crisis en las r
Camerún.- La ONU llama a un "diálogo inclusivo" para resolver la crisis en las r - INGEBJRG KRSTAD/NRC - Archivo

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha hecho un llamamiento este martes a un "diálogo inclusivo" que permita resolver el conflicto en el que se encuentran inmersas las dos regiones de mayoría anglófona de Camerún desde hace tres años, después del asesinato de seis niños este fin de semana en una escuela de la región Suroeste.

El ataque del sábado en la Academia Bilingüe Internacional Madre Francisca, en Kumbe, se saldó con la muerte de seis niños de entre 9 y 12 años a manos de hombres armados con pistolas y machetes, mientras que otros trece resultaron heridos, siete de ellos en estado crítico.

"Condenamos firmemente el ataque", ha asegurado la portavoz del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani, recordando que "asesinar y mutilar a niños así como los ataques contra centros educativos constituyen graves violaciones del Derecho Internacional" cuyos autores deben "rendir cuentas conforme a los estándares internacionales de Derechos Humanos".

Shamdasani ha lamentado que "la población sigue pagando un alto precio" en el conflicto en las regiones anglófonas, en las que se siguen denunciando "graves abusos y violaciones de los Derechos Humanos" tanto a manos de las fuerzas de seguridad camerunesas como de los grupos separatistas armados.

Según la portavoz, la oficina que dirige Michelle Bachelet continua recibiendo denuncias de abusos pero las dificultades de acceso a las áreas afectadas por el conflicto impiden su verificación. Entre los abusos denunciados figuran "ejecuciones extrajudiciales, torturas, violencia sexual y de género y secuestros", ha precisado.

"Hemos pedido a las autoridades camerunesas que garanticen investigaciones independientes e imparciales y que procesen todas las graves violaciones y abusos" obra de las fuerzas de seguridad y de los grupos armados, además de garantizar "el derecho de compensación para las víctimas, también garantizando su acceso a justicia y reparaciones".

Así las cosas, Shamdasani ha hecho hincapié en "la necesidad urgente de un diálogo inclusivo que forje una solución duradera a esta crisis". Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de estas regiones, otrora colonias británicas, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido con contundencia, cometiendo atrocidades en su lucha contra los separatistas, según han denunciado las organizaciones de Derechos Humanos. Más de 3.000 personas han muerto y más de 600.000 se han visto desplazadas por el conflicto.

El presidente del país, Paul Biya, condenó este lunes "el crimen bárbaro y cobarde contra niños inocentes" y dijo que había dado "instrucciones para que se adopten medidas adecuadas con diligencia, con el fin de que los autores de estos actos innobles sean detenidos y llevados ante la justicia".