Publicado 03/11/2020 15:46CET

Camerún.- Secuestrados once profesores tras un ataque contra una escuela en una de las regiones anglófonas de Camerún

El presidente de Camerún, Paul Biya
El presidente de Camerún, Paul Biya - JU PENG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Hombres armados han secuestrado este martes a cerca de una decena de profesores tras un ataque contra una escuela en la localidad camerunesa de Kumbo, situada en la Región Noroeste, una de las regiones de mayoría anglófona del país africano, según fuentes citadas por los medios locales.

Los asaltantes han irrumpido en una escuela presbiteriana local y se han llevado por la fuerza a once profesores y un número indeterminado de alumnos que han sido posteriormente liberados tras un proceso de negociaciones, tal y como ha recogido el portal camerunés de noticias ActuCameroun.

El líder de la Iglesia Presbiteriana en Camerún, Samuel Fonki, ha confirmado el incidente en declaraciones a la agencia alemana de noticias DPA. "La administración está aún confundida y todo el mundo tiene miedo. No sabemos qué pasará ahora", ha manifestado.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, que ha tenido lugar cerca de diez días después de la muerte de ocho niños en un asalto contra una escuela en la localidad de Kumba, en la Región Suroeste, también de mayoría anglófona y epicentro de una grave crisis desde hace varios años.

Las autoridades camerunesas anunciaron la semana pasada la muerte de un miliciano separatista al que responsabilizó del ataque ejecutado el 24 de octubre contra la citada escuela, la Academia Internacional Bilingüe de Madre Francisca.

Lo que en 2016 empezaron siendo protestas pacíficas de los habitantes de las regiones Noroeste y Suroeste, otrora colonias británicas pero que decidieron unirse al Camerún francés, por su supuesta marginación por parte del Gobierno central, derivó en una dura represión a raíz de la autoproclamación de la independencia de Ambazonia el 1 de octubre de 2017.

Desde entonces, los grupos armados han proliferado y el apoyo a los separatistas, hasta entonces bastante marginal, se ha visto acrecentado. El Gobierno ha respondido mediante una dura represión, durante la que las organizaciones de Derechos Humanos, han acusado a las fuerzas de seguridad de cometer atrocidades.

Contador