Publicado 18/02/2021 15:21CET

Campari gana 187,9 millones en 2020, un 39,1% menos

Archivo - Italia.- Campari gana 187,9 millones en 2020, un 39,1% menos
Archivo - Italia.- Campari gana 187,9 millones en 2020, un 39,1% menos - CAMPARI - Archivo

ROMA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fabricante de bebidas alcohólicas italiano Campari se anotó un beneficio neto de 187,9 millones de euros en 2020, lo que equivale a una caída del 39,1% en comparación con las ganancias observadas durante el año anterior, según las cuentas anuales que ha publicado este jueves la compañía.

"Nuestro desempeño general en 2020 demostró una buena resiliencia del negocio y el ímpetu de las marcas en mercados clave, al tiempo que todo ello fue apoyado por las tendencias de ventas de doble dígito", ha subrayado el consejero delegado de la empresa, Bob Kunze-Concewitz.

Las ventas netas de la empresa dueña de Cinzano, Aperol y Skyy fueron de 1.772 millones de euros entre enero y diciembre, lo que equivale a una caída del 3,8% con respecto a la facturación de 2019.

Por áreas geográficas, las ventas de Campari en América se contrajeron un 5,8%, hasta 773,9 millones de euros, mientras que en Europa del Sur, Oriente Próximo y África el descenso fue del 7%, hasta 463,6 millones de euros. La cifra de negocios en el resto de Europa fue de 403,7 millones, un 2,5% más, mientras que en Asia-Pacífico se elevó un 1,8%, hasta 130,8 millones.

El coste de los productos vendidos durante el año fue de 746,1 millones de euros, un 3,4% más que el registrado en 2019, mientras que los gastos de publicidad y promociones se contrajeron un 3,1%, hasta 309,8 millones de euros. Los costes de venta, generales y administrativos se situaron en 394,2 millones, prácticamente la misma cifra que el año anterior.

De esta forma, el resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 309,8 millones de euros, un 32,4% menos. La empresa ha informado de que si se excluyen los extraordinarios, el Ebitda ajustado fue de 399,9 millones, un 16,7% menos.

De cara a 2021, el consejero delegado ha indicado que, pese a los consumidores siguen comprando sus marcas, las perspectivas son "cautas" por la incertidumbre relacionada con las restricciones y la campaña de vacunación, ya que ello afecta a sus otros canales de distribución: hostelería y viajes.