Publicado 29/10/2021 01:24CET

Campesinos del norte de Colombia retienen a 180 soldados por desacuerdo en la erradicación de cultivos de coca

Archivo - Militares en Colombia
Archivo - Militares en Colombia - EJÉRCITO NACIONAL DE COLOMBIA - Archivo

   Las autoridades denuncian que los militares están "secuestrados" y que pondrán los hechos en conocimiento de la Fiscalía

   MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Campesinos del municipio de Tibú, situado en el departamento septentrional Norte de Santander, han retenido a un grupo de cerca de 180 soldados de la Segunda División del Ejército de Colombia como muestra de su disconformidad por la erradicación de cultivos de coca.

   Así, las autoridades ya han confirmado estar preparadas para iniciar las gestiones correspondientes para la entrega de los militares, y la Defensoría del Pueblo ha destinado la comisión regional de Norte de Santander al municipio para iniciar las negociaciones con los campesinos, recoge RCN Colombia.

   Igualmente, la Defensoría ha informado en sus redes sociales de que ha instalado un Puesto de Mando Unificado convocado por la Gobernación del departamento para "garantizar la protección de los Derechos Humanos", tanto de la comunidad como de los miembros del Ejército.

   Por su parte, el comandante de la división en cuestión, el general Omar Sepúlveda, ha detallado que en total son seis pelotones los que fueron sorprendidos por un grupo de más de 900 campesinos, los cuales les retuvieron como señal de protesta por las labores de erradicación de cultivos ilegales en la zona, apunta Caracol Radio.

   Así, la retención habría comenzado el martes, cuando tres de los pelotones fueron interceptados por los campesinos, mientras que este miércoles otros tres grupos más también han sido inmovilizados.

EL GOBIERNO LO TILDA DE "SECUESTRO"

   Por su parte, el presidente del país, Iván Duque, ha criticado que "lo que están llamando retención" no se puede practicar contra "ninguna persona", bien sea militar o civil, y que este tipo de prácticas "son solamente delincuentes".

   "Ahí lo que hay es un secuestro y si esto no opera con una liberación rápida, será tratada como un secuestro por todas las autoridades militares, policiales y las autoridades judiciales en nuestro país", ha dicho Duque, recoge el diario 'El Tiempo'.

   Así, el ministro de Defensa, Diego Molano, ha rechazado los hechos en sus redes sociales y ha tildado la retención como "un secuestro" que "demuestra que el narcotráfico es la mayor amenaza de la democracia". "Contra los que así proceden, la respuesta es la ley. No aceptamos chantajes contra la autoridad y la ley", ha expresado.

   "Ellos (los soldados) en este momento están secuestrados (...) desde luego el Ejército Nacional rechaza estas acciones, que son contrarias al ordenamiento jurídico nacional, que viola los Derechos Humanos de los soldados", ha denunciado, por su parte, Sepúlveda.

   En la misma línea, el comandante ha anunciado que los abogados del Ejército están llevando a cabo las acciones pertinentes para poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

   Por su parte, desde la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) han defendido que en la zona rige "un acuerdo de sustitución de cultivos firmado, el cual el Gobierno ha incumplido" y, antes de que la noticia se diera a conocer, señalaron que los campesinos de la zona rechazaban la llegada de "erradicadores" de cultivos junto con miembros del Ejército.

   Asimismo, el alcalde de Tibú, Nelson Leal, ha destacado que los militares han sido retenidos por las comunidades campesinas por "una serie de inconformidades que tienen con el Gobierno nacional", recoge el diario 'El Espectador'.