CAN.- El Gobierno de Venezuela afirma que su retirada de la CAN no alterará "los vínculos con la Unión Europea"

Actualizado 28/04/2006 4:11:10 CET

CARACAS, 28 Abr. (EP/AP) -

El Gobierno venezolano descartó que la decisión de retirarse de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) afecte las relaciones comerciales que Venezuela mantiene con la Unión Europea (UE).

"Nos orientamos a relacionarnos con la Unión Europea a través del Mercosur, en cuyo bloque estamos iniciando los procesos de negociación con mucho ímpetu y decisión para ingresar", dijo el jueves el viceministro de Asuntos Exteriores para América Latina, Pável Rondón, al descartar que el retiro de Venezuela de la CAN "afecte los vínculos con la Unión Europea".

Durante un encuentro con varios embajadores europeos, sostuvo que el vínculo entre Venezuela y la UE "será intenso y se mantendrá sin sufrir alteraciones", según un comunicado. "Para nosotros, Europa es muy importante en el contexto internacional y en el concepto multipolar que tenemos del mundo", añadió.

Sin embargo, el secretario general de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Allan Wagner, reconoció ayer el "debilitamiento" del organismo tras la salida de Venezuela por las firmas de Tratados de Libre Comercio (TLC) de Colombia y Perú con Estados Unidos.

Esta decisión, según apuntó Wagner en declaraciones a los medios de comunicación, complica el proyecto de inicio de negociaciones para acordar un TLC con la Unión Europea (UE), que se iba a anunciar oficialmente en la Cumbre UE-CAN el próximo 13 de mayo, según informó la agencia 'Prensa Latina'.

"Teníamos como meta anunciar el inicio de las negociaciones en mayo próximo y por el actual escenario que atraviesa la CAN será difícil alcanzar esa meta", manifestó. Igualmente, el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Alfredo Ferrero, señaló que en la Cumbre será difícil llegar a acuerdos a causa la debilidad del grupo.

No obstante, aunque la salida de Caracas pone al organismo en una "situación difícil", Wagner declaró que eso no significa una "crisis terminal", ya que aseguró que el resto de los países miembros buscarán una solución al respecto.