Publicado 20/11/2021 09:30CET

Canadá.- Canadá introduce medidas para racionar la gasolina en Columbia Británica tras las fuertes inundaciones

Una granja en Canadá rodeada por el agua tras fuertes precipitaciones.
Una granja en Canadá rodeada por el agua tras fuertes precipitaciones. - Darryl Dyck/The Canadian Press v / DPA

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de la provincia canadiense de Columbia Británica, gravemente afectada por las inundaciones de los últimos días, han anunciado la imposición de medidas para racionar la gasolina de forma temporal debido a las dificultades de suministro registradas por las fuertes precipitaciones.

Las lluvias torrenciales, que han provocado además deslizamientos de tierra, han llevado al cierre temporal del oleoducto Trans Mountain. "Pedimos a la gente que limite el consumo de combustible y los viajes en vehículo en este momento", ha manifestado Mike Farnworth, ministro de Seguridad Pública de la provincia.

Las autoridades locales han informado también de que los desplazamientos se verán restringidos por motivos de seguridad, según informaciones de la cadena de televisión CBC. Así, hasta el 1 de diciembre los ciudadanos ya no podrán comprar más de 30 litros de combustible en las gasolineras.

Con estas medidas, el Gobierno de Columbia Británica, provincia que se encuentra ahora bajo un estado de emergencia, espera contribuir al tráfico comercial y a estabilizar las cadenas de suministro, además de ayudar a los evacuados a regresar a sus casas.

Los efectivos del Ejército desplegados en la zona han comenzado además a realizar labores de reconstrucción en un intento por paliar las graves consecuencias en la infraestructura civil. En este sentido, han comenzado a construir un dique en la localidad de Abbotsford, donde gran parte del pueblo ha quedado bajo el agua como consecuencia del temporal, que también ha provocado daños en las carreteras más importantes.

Según datos del Gobierno, aproximadamente 14.000 residentes siguen desplazados en la zona, donde un millar de granjas han tenido también que ser desalojadas. El primer ministro, Justin Trudeau, ha prometido que "hará todo lo posible por ayudar a la gente de forma directa".

En los últimos días se ha logrado desbloquear algunas de las carreteras y rescatar a los cientos de vehículos que han quedado atrapados a causa de las inundaciones.

Contador