El canciller español tilda de "vergonzoso" que se acuse a Zapatero de tener intereses petroleros en Venezuela

Comparecencia del ministro de Exteriores, Josep Borrell, en el Congreso
Oscar del Pozo - Europa Press
Publicado 16/10/2018 12:46:39CET

   Dice que no quiere cambiar su política con Caracas sino complementarla y que es un planteamiento de Mogherini, no de Podemos

   MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, considera "vergonzoso" que se haya acusado al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero de tener intereses en concesiones petrolíferas en Venezuela.

   Borrell ha respondido así a las palabras del ex ministro de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael Ramírez, que ha asegurado al diario 'El Nacional' que Zapatero "representa a unos españoles de apellido Cortina" que han recibido contratos petrolíferos en la Faja del Orinoco.

   El ministro ha salido así en defensa de Zapatero en declaraciones a los periodistas, tras una comparecencia en la Comisión de Cooperación al Desarrollo del Congreso de los Diputados en la que ha negado que el Gobierno haya imprimido un "cambio de 180 grados" en la política hacia Venezuela.

   Borrell ha asegurado a la oposición--PP y Ciudadanos-- que tiene "la misma preocupación" que ellos sobre la situación política en Venezuela y que las iniciativas que ha emprendido "que en absoluto son para cambiar la política, sino para complementarla con medidas que acaso sirvan para desbloquear la situación".

   En ese sentido, ha recalcado que el Gobierno no está pidiendo que se supriman las sanciones europeas --embargo a la venta de armas y sanciones subjetivas contra algunos dirigentes--, aunque ha reconocido que Gobierno y oposición pueden tener "opiniones diferentes sobre la eficacia de esas sanciones" y sobre el efecto de las sanciones económicas que no ha impuesto la UE pero sí Estados Unidos.

   En todo caso, ha dejado la posición en manos de la UE: "Estamos a la espera de lo que resulte en el proceso de consenso que empezamos a construir ayer".

   Con ese argumento, ha negado que el nuevo enfoque del Gobierno sobre Venezuela tenga que ver con el hecho de que Podemos sea su socio parlamentario. "No creo que la señora (Federica) Mogherini esté influida por Podemos", ha dicho en alusión a la alta representante de la UE.

   "Parece que yo llego a Bruselas y les dicto a mis colegas lo que hay que hacer, esto es un planteamiento que ha hecho la señora Mogherini y que cuenta con el apoyo de muchos países, nada que ver con estos equilibrios internos", ha zanjado.

   Con todo, Borrell ha defendido la decisión del Gobierno de hablar tanto con la oposición venezolana como con el Ejecutivo de Nicolás Maduro porque solo así puede tener capacidad de interlocución. "Si quiero hablar de Venezuela no puedo hablar con el ministro del a República Democrática del Congo", ha dicho.

   También ha afirmado que, ahora que el opositor y premio Sajarov Lorent Saleh está en España, podrá recabar más información sobre la situación del país.

   Saleh fue excarcelado la semana pasada, durante la visita a Caracas del secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, y llegó con él a Madrid el sábado por la mañana, una situación que los opositores tildan de "destierro". La portavoz socialista, Carlota Merchán, ha felicitado al Gobierno por haber conseguido esta liberación

Contador