Publicado 20/11/2021 15:26CET

Carabineros de Chile registra la sede del partido Comunes en el marco de la investigación contra Karina Oliva por fraude

Archivo - Agente de Carabineros.
Archivo - Agente de Carabineros. - LEONARDO RUBILAR/AGENCIAUNO / LEONARDO RUBILAR

La formación asegura que son "medidas desproporcionadas"

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de agentes de Carabineros de Chile ha llevado a cabo un registro en la sede del partido Comunes en el marco de una investigación contra Karina Oliva, candidata al Senado por la Región Metropolitana de Santiago de Chile, que ha sido acusada de cometer fraude a la hora de declarar sus gastos de campaña ante las autoridades pertinentes.

La Fiscalía estima que siete militantes de la formación habría recibido 137 millones de pesos (cerca de 147.000 euros) cuando Oliva se disponía a presentarse como candidata a gobernadora, si bien el destino de este dinero está siendo ahora investigado por presuntas irregularidades.

Horas antes del registro, el fiscal regional Héctor Barros se desplazó hasta el domicilio de la candidata del Frente Amplio para recabar datos y posibles pruebas en relación con los supuestos sobresueldos cobrados por colaboradores de su anterior campaña política, todos ellos miembros del partido Comunes.

Por su parte, el fiscal Milibor Bugueño ha asegurado que esta intervención de Carabineros, que se produce a pocos días de las elecciones, "no es nada fuera de lo común" y que forma parte de los protocolos habituales, según informaciones de la cadena T13.

"Lo que se encontró dentro del domicilio es parte de la investigación, algunos documentos y, en ese sentido, es lo que nos va a dar las luces de la existencia o no del delito denunciado", ha manifestado Bugueño. La rendición de gastos de la campaña de Oliva ante el Servicio Electoral se distancia de la de los otros siete candidatos a gobernador regional.

En su defensa, Karina Oliva ha apuntado a la forma de financiación del Servicio Electoral de Chile (Servel), que obliga a esperar cerca de ocho meses a los colaboradores para recibir el pago.

Por su parte, la formación ha asegurado que "no se ha opuesto" a las diligencias, pero ha condenado el registro y ha acusado a las autoridades de "tomar medidas desproporcionadas" contra el partido.

Desde el partido han manifestado que "ninguna de las integrantes de la dirección ha sido informada de forma previa de la diligencia en cuestión, que se realizó sin oposición alguna y en ausencia" de miembros de la formación. Tal y como ha indicado en un comunicado, el compromiso de Comunes está "con la justicia y la transparencia, fundamental en un proyecto transformador".

En este sentido, ha matizado que los "graves hechos denunciados" deben ser investigados. "Por eso hemos estado y seguiremos estando a disposición de colaborar y en ningún caso obstruir a la investigación", recoge el texto.

Sin embargo, los integrantes de la formación han señalado que, "considerando lo anterior, desde el punto de vista de la investigación, la acción judicial realizada en nuestra ausencia y televisada carece de toda lógica".

"Condenamos las medidas desproporcionadas e injustificadas que tomó la Fiscalía y Carabineros de Chile. Y hacemos notar que a días de las elecciones nos parecen un acto que falta al debido proceso y, más grave aún, se constituye como una ofensiva de intervenciones electorales", ha aseverado.

Contador