Publicado 08/06/2021 10:52CET

La Casa Blanca defiende la cumbre entre Biden y Putin y destaca que es "clave" para los intereses estadounidenses

Archivo - Imagen de archivo de la Casa Blanca
Archivo - Imagen de archivo de la Casa Blanca - CASA BLANCA - Archivo

Rusia espera que el encuentro sirva para "normalizar" las relaciones

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Casa Blanca ha defendido la cumbre prevista para el próximo 16 de junio entre el presidente, Joe Biden, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, al considerar que es "clave" para proteger los intereses de Estados Unidos.

En una rueda de prensa, el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan ha indicado que "al final, lo que se busca es que los dos presidentes sean capaces de mandar una clara señal a sus equipos en cuestiones estratégicas y de estabilidad para poder progresar en el control de armas y otras áreas que permitan reducir la tensión".

Si bien ha rebajado las expectativas de cara al encuentro, del que no espera "declaraciones significativas", ha matizado que Estados Unidos se centrará en "obtener una oportunidad para mostrar las intenciones de Estados Unidos y las capacidades" del país.

Así, ha defendido la fecha de celebración de la cumbre, que tendrá lugar en la ciudad de Ginebra, y ha aclarado que hubiera sido "complicado" encontrar una fecha mejor tras las cumbres del G7 y la OTAN.

En este sentido, Sullivan ha destacado la importancia de que los dos líderes se encuentren en persona: "ser capaz de mirar a Putin a los ojos y decirle que estas son nuestras expectativas". "Creo que esto es esencial para la diplomacia entre Estados Unidos y Rusia", ha dicho.

Por su parte, el Gobierno ruso ha indicado que espera que la cumbre ayude a normalizar las relaciones entre los dos países, tal y como ha indicado el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov. "Como entidad, nos enfocamos en aquellos temas en los que esperamos que sea posible avanzar y lograr algún progreso", ha manifestado, según la agencia de noticias Sputnik.

Así, ha expresado que espera que el encuentro entre los dos líderes sirva, al menos, para "estabilizar las relaciones con Estados Unidos" y ha indicado que la organización de la cumbre ya se ha puesto en marcha.

Las palabras de ambos llegan poco después de que Biden mantuviera una conversación con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, al que ha invitado a visitar la Casa Blanca en julio para reunirse con él después de la cumbre con Putin.

Para el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el diálogo con Rusia "no es una muestra de debilidad". "Tenemos que hablar con Rusia, en parte para lograr una mejor relación. Pero incluso si no creemos que esto sea posible, tenemos que gestionar esa mala relación", ha afirmado.

Contador