Publicado 07/07/2021 12:44CET

La Casa Real de Países Bajos condena el ataque contra un destacado periodista de investigación tiroteado en Ámsterdam

Agentes de la Policía de Países Bajos en la escena del ataque contra el periodista de investigación Peter R. de Vries, tiroteado en Ámsterdam
Agentes de la Policía de Países Bajos en la escena del ataque contra el periodista de investigación Peter R. de Vries, tiroteado en Ámsterdam - Evert Elzinga/ANP/dpa

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Casa Real de Países Bajos ha condenado este miércoles el ataque ejecutado el martes contra un destacado periodista de investigación neerlandés, herido de gravedad tras ser tiroteado en la capital, Ámsterdam.

"Estamos profundamente impactados por la noticia de que el periodista Peter R. de Vries ha sido tiroteado. Él y todos sus seres queridos están en nuestros pensamientos", han indicado el rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima a través de un comunicado.

"Los periodistas deben poder llevar a cabo su importante trabajo sin amenazas y con libertad. Nos sentimos conectados con todos los que estén comprometidos con una prensa libre en nuestro Estado constitucional", han remachado en el texto, publicado a través de la cuenta de la Casa Real en la red social Facebook.

A las condenas se ha sumado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, quien se ha mostrado "en shock" por el suceso. "Mis pensamientos y los del Parlamento Europeo están con él y sus seres queridos", ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter.

En este sentido, Sassoli ha hecho hincapié en que "los medios de comunicació son la espina dorsal de la democracia" y ha sostenido que "los ataques contra los periodistas son ataques contra todos".

De Vries, uno de los periodistas más conocidos de Países Bajos, recibió cinco disparos, incluido uno en la cabeza, poco después de participar en la retransmisión de un programa radiofónico de la emisora RTL Boulevard.

Las autoridades han confirmado la detención de tres personas tras el suceso, una de las cuales ha sido liberada. Las otras dos han sido identificadas como un neerlandés de 21 años y un polaco de 25 años, según ha recogido la cadena de televisión neerlandesa NOS.

De Vries, de 64 años, ha cubierto numerosos acontecimientos a lo largo de su carrera, algunos de ellos muy mediáticos, como el secuestro en 1983 del magnate de la cerveza Freddy Heineken, la desaparición de la estudiante estadounidense Natalee Holloway en 2005, o el caso Marengo, en el que se investiga, entre otros, a Ridouan Taghi, uno de los mayores narcotraficantes de Europa y el norte de África.

El periodista ya había sido amenazado en anteriores ocasiones, recuerda 'De Volkskrant', diario al cual De Vries confirmó en 2019 que la Policía le había informado de que había sido incluido en "una lista" elaborada por Taghi. "Ha ordenado mi liquidación por declaraciones críticas hacia él", contó.

Entrevistado el mes pasado por el semanal 'Vrij Nederland', De Vries aseguró estar tranquilo ante estas supuestas amenazas, pues son "parte del trabajo" de un periodista de investigación y tampoco se iba a poner "histérico" pensando en que podría ser asesinado como le ocurrió al hermano y al abogado de Nabil B., el testigo estrella del caso Marengo, del que el periodista es confidente.

Contador