Publicado 30/12/2020 11:36CET

Casa Real.- Yolanda Díaz dice que los "comportamientos extravagantes" del Rey emérito son un "bochorno" para España

Imagen de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
Imagen de la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. - Mario Triviño - Europa Press

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha asegurado este miércoles que los "comportamientos extravagantes" del Rey emérito son un "bochorno" para España y ha apostado por avanzar hacia la "transparencia" y pedir a la Casa Real los "niveles de exigibilidad" del siglo XXI.

En una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, Díaz ha sostenido que cuando "se hackean" las instituciones el "sistema se pone en guardia". "Las instituciones son las que defienden a los más débiles: cuidado con lo que sucede. Los niveles son de transparencia máxima y rendición de cuentas, y la ciudadanía no entiende lo que pasa", ha aseverado.

Con todo, la titular de Trabajo cree que no es el momento de entrar en un debate entre república y monarquía. "Estoy más centrada en la res pública que en las formas de gobierno, y no soy monárquica, pero es cierto que la preocupación ahora mismo es de civismo, de transparencia, de las cosas del comer", ha sostenido.

En esta línea, Díaz ha reconocido que la disyuntiva entre ambos modelos no le descentra "demasiado", porque se encuentra centrada en la "gente que lo está pasando mal". "Mi equipo y el Gobierno están centrados en solventar los problemas de la gente", ha zanjado.

Preguntada por la concesión de indultos y si estos ayudarían a destensar la situación en Cataluña, la ministra ha abogado por "pasar página" con una "herramienta maravillosa que es el diálogo y la pacificación".

"Es una herramienta que vengo defendiendo hace mucho tiempo. Creo que ya hemos sufrido demasiado, y desde luego hay que darle una salida absolutamente tranquila y dialogada a las decisiones que hay que tomar en Cataluña", ha insistido Díaz.

En este contexto, la ministra ha expresado su deseo de que las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero sean "un antes y un después" en la convivencia. "Durante la crisis catalana dije lo mismo y lo expresé en gallego: sentidiño. Hagamos de la política una herramienta para solventar políticamente problemas políticos", ha apostillado.

Contador