Publicado 04/12/2021 05:08CET

Castillo se reúne con líderes de partidos de Perú antes de la votación para admitir una moción de censura en su contra

Archivo - El presidente de Perú, Pedro Castillo.
Archivo - El presidente de Perú, Pedro Castillo. - Jose Luis Cristobal/Presidencia / DPA - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Perú, Pedro Castillo, se ha reunido este viernes con líderes de partidos políticos del país, unos días antes de la sesión del pleno del Congreso en la que se votará si se admite a debate una moción de censura en su contra.

En un mensaje publicado a través de su cuenta en la red social Twitter, la Presidencia ha detallado que Castillo mantendrá "diversas reuniones" con los líderes de algunos de los partidos políticos que tienen representación parlamentaria.

Al encuentro han acudido representantes de Alianza Para el Progreso --liberalismo, conservadurismo--; Somos Perú --democracia cristiana, conservadurismo, liberalismo--; Podemos Perú --conservadurismo--; Avanza País --conservadurismo, liberalismo--; y el Partido Morado --centro--. La presencia de Avanza País ha sorprendido, puesto que la formación política había emitido un comunicado previo informando de que ninguno de sus líderes participaría en el encuentro.

A su llegada, el representante de Avanza País, Edwin de la Cruz, ha indicado que el partido no está de acuerdo con la moción de censura, presentada por la tercera vicepresidenta del Congreso, Patricia Chirinos, de la misma formación política. Del mismo modo, según ha recogido la emisora RPP, ha trasladado que el partido "evalúa" expulsar a la legisladora.

Tras la reunión, la Presidencia de Perú ha indicado en Twitter que el encuentro sirve para "abrir puentes de diálogo para tratar distintos temas de interés nacional".

Por su parte, el representante de Podemos Perú, José Luna Gálvez, ha sostenido que ha acudido al encuentro para "escuchar al presidente y ver si va a hacer las correcciones que tenga que hacer y defender la economía social de mercado, la democracia, y si hará los cambios que tenga que hacer para dar estabilidad al país".

En cuanto a la moción de censura, ha reiterado que su partido "defiende la democracia" y que la convocatoria del Congreso "es para una interpelación". "Después de ahí, si hay mayoría, se pasará a la vacancia, todo tiene un proceso y no hemos tratado en este momento ese tema", ha remachado.

El representante de Alianza para el Progreso, César Acuña, fundador del partido, ha insistido en que, si se alcanzan los votos necesarios para admitir la moción, el presidente "tiene la obligación moral de irse al Congreso a explicar todos los hechos ocurridos en los últimos días". "Hoy más que nunca los peruanos están buscando que todo se aclare", ha concluido.

Rodolfo Pérez, del Partido Morado, ha detallado que los líderes "han hecho ver" a Castillo "los errores que está cometiendo, que es el momento de corregirlos". Además, ha subrayado que su partido está en contra de la admisión de la moción, pues "es un mecanismo constitucional que no procede en este caso en particular porque el presidente no está siendo investigado por el Congreso ni por el Ministerio Público". "Tenemos que respetar la Constitución", ha apostillado.

"INCAPACIDAD MORAL"

El Pleno del Congreso de Perú votará este martes admitir a debate la moción de censura contra Castillo por "permanente incapacidad moral". El mandatario aseguró que va a "defender a esta democracia cueste lo que cueste" y pidió al Congreso que "fortalezca la unidad del pueblo".

El mandato de Castillo, que acaba de cumplir el hito de cien días, ha arrancado con una sucesión de polémicas políticas que han motivado varios cambios en el Gobierno en poco tiempo. Entre los altos cargos que han dimitido figura el ministro del Interior, Luis Barranzuela, por violar las restricciones sanitarias al organizar una fiesta de Halloween.

En este contexto, la Fiscalía General de Perú ha citado para el próximo 14 de diciembre al presidente para que dé su versión acerca de las acusaciones de supuesta injerencia y trato de favor en el nombramiento de los nuevos altos mandos de las Fuerzas Armadas.