Publicado 16/04/2016 21:21

Castro: "La política exterior se mantendrá fiel a sus principios"

Raúl Castro
CARLOS BARRIA / REUTERS

LA HABANA, 16 Abr. (Notimérica) -

El presidente cubano, Raúl Castro, ha reiterado este sábado en el marco del VII Congreso del Partido Comunista que la política exterior cubana se mantendrá fiel a los principios que históricamente ha defendido la Revolución.

Según ha recogido el diario oficial cubano 'Granma', el mandatario dijo que a pesar de haber iniciado relaciones diplomáticas con Estados Unidos, los nexos deben hacerse sobre la base de la igualdad soberana, la no injerencia en los asuntos internos y el respeto absoluto a nuestra independencia.

Castro ha aprovechado el Congreso para revisar su estrategia política y económica en pleno proceso de normalización de las relaciones con Estados Unidos.

En este sentido, el líder cubano ha vuelto a recordar que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace más de medio siglo por Estados Unidos continua vigente, aunque reconoció la disposición del presidente, Barack Obama, y de sus altos funcionarios en retirar el bloqueo.

"Para avanzar deberá eliminarse esa política que provoca privaciones a la población y constituye el principal obstáculo para el desarrollo económico del país, devolver el territorio de la base naval de Guantánamo, así como de eliminar los programas que pretenden subvertir el sistema político cubano", indicó el mandatario.

"Tenemos la intención de construir un nuevo camino de relación con Estados Unidos, como el que nunca antes ha existido, lo cual solo puede reportar beneficios mutuos", agregó Castro.

Por otra parte, criticó la contraofensiva oligárquica que enfrenta América Latina reafirmó el apoyo decisivo a los gobiernos revolucionarios y programados encabezados por líderes prestigiosos, ratificando a la Revolución bolivariana y chavista, al presidente Maduro y su gobierno y la Unión Cívico Militar, la solidaridad y el compromiso y el rechazo a las pretensiones de aislar a Venezuela.

La reunión de 1.000 delegados, que durará hasta el martes, es el primer congreso del Partido Comunista en cinco años y el primero también desde que el Raúl Castro y Obama anunciaron que trabajarían por normalizar las relaciones tras más de un siglo de hostilidades.

La emigración de cubanos en busca del "sueño americano" se ha incrementado desde 2014 tras la distensión entre ambos países. Estados Unidos otorga la ciudadanía y otros beneficios a los cubanos tan pronto tocan tierra estadounidense, circunstancia que está causando una crisis de migrantes cubanos por Centroamérica en tránsito hacia Florida.

Los principales líderes cubanos comenzaron sus carreras como jóvenes guerrilleros que derrocaron a un gobierno respaldado por Estados Unidos en 1959, mientras que años después repelieron una invasión de mercenarios apoyados por Washington en Bahía de Cochinos, en la región occidental de Cuba.

"Si lograran algún día fragmentarnos sería el comienzo del fin en nuestra patria, de la revolución, del socialismo y la independencia nacional", agregó ante el aplauso de los militantes comunistas reunidos en el centro de convenciones de La Habana.

El Partido Comunista ha implementado sólo una quinta parte de las reformas que adoptó en 2011 y los cubanos están ansiosos por ver más resultados, como la unificación monetaria y el fin del monopolio del Gobierno sobre las importaciones y exportaciones.

El Congreso se celebra tres semanas después de que Obama se convirtiera en el primer presidente de Estados Unidos en visitar Cuba en 88 años.

El primer secretario del Partido, Raúl Castro, de 84 años, debe dejar la presidencia de Cuba en 2018, pero no está claro si permanecerá como líder del Partido Comunista o asumirá alguien más joven en el siguiente Congreso en 2021.