Publicado 23/04/2020 15:00:53 +02:00CET

La CEDEAO reconoce la victoria de Cissoko Embaló en las presidenciales en Guinea-Bissau tras casi cuatro meses de crisis

Guinea Bissau.- La CEDEAO reconoce la victoria de Cissoko Embaló en las presiden
Guinea Bissau.- La CEDEAO reconoce la victoria de Cissoko Embaló en las presiden - TWITTER DE UMARO CISSOKO EMBALÓ - Archivo

Pide al vencedor que nombre nuevo Gobierno antes del 22 de mayo

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha anunciado este jueves que reconoce la victoria de Umaro Cissoko Embaló en la segunda vuelta de las presidenciales en Guinea-Bissau, celebradas el 29 de diciembre, tras cuatro meses de crisis política y después de la formación de una bicefalia administrativa por las disputas entre los candidatos.

Cissoko Embaló juró el cargo el 27 de febrero después de que la comisión electoral reafirmara su victoria tras un nuevo recuento de última hora ordenado por el Tribunal Supremo a petición de su rival en los comicios, Domingos Simoes Pereira.

Sin embargo, el acto --en el que estuvo presente el mandatario saliente, José Mario Vaz-- tuvo lugar sin que el Supremo se hubiera pronunciado de forma definitiva, lo que llevó al Gobierno, enfrentado con Vaz, y a Simoes Pereira a rechazar la toma de posesión y nombrar a otro presidente al considerar que el cargo estaba vacante.

Así, el presidente del Parlamento, Cipriano Cassamá, juró el cargo, que abandonó pocos días después denunciando amenazas contra su seguridad, mientras que Embaló cesó al primer ministro, Aristides Gomes, y nombró a su Gobierno, igualmente rechazado por el Ejecutivo previo a los comicios.

En paralelo, la CEDEAO expresó su "gran inquietud" por la "injerencia" del Ejército de Guinea-Bissau en la crisis interna en el país y alertó del "riesgo de conflicto interno grave vinculado a la degradación prolongada de la situación política".

El organismo, que ha jugado un papel de mediador durante este proceso, ha expresado este jueves en un comunicado que la apelación de los resultados "ha dado lugar a un contencioso electoral que, hasta hoy, sigue siendo una gran preocupación" para el bloque.

Asimismo, ha destacado que la comisión electoral ha realizado tres recuentos de la segunda vuelta "en los plazos previstos", incluido uno bajo supervisión de la propia CEDEAO.

El organismo regional ha manifestado que "las incomprensiones entre la comisión electoral y el Supremo y, por otra parte, en el seno del Supremo, no han permitido arreglar este contencioso electoral", al tiempo que ha recalcado que ante el "bloqueo" y tras analizar la situación, han decidido reconocer la victoria de Embaló.

El comunicado recoge además una petición al vencedor para que "proceda a la nominación de un primer ministro y un nuevo Gobierno antes del 22 de mayo, según las disposiciones de la Constitución", lo que implicaría la disolución del encabezado por Gomes y también del nombrado por el propio Embaló tras su autoproclamación.

Por último, la CEDEAO ha subrayado "la necesidad de iniciar inmediatamente la reforma relativa a una nueva Constitución que será sometida a referéndum en seis meses, para garantizar la estabilidad del país".

El organismo ha reafirmado además su "disponibilidad" a "seguir apoyando a Guinea-Bissau para permitir consolidar su democracia y promover la paz, así como poner en marcha las prioridades de su desarrollo socioeconómico".

LOS RESULTADOS ELECTORALES

La Comisión Electoral Nacional (CNE) anunció que el proceso de verificación de los resultados da a Cissoko Embaló el 53,55 por ciento de los votos, por el 46,45 por ciento recabado por Simoes Pereira, candidato del gubernamental Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGCV).

La victoria de Cissoko Embaló llegó tras su derrota en la primera vuelta, en las que se impuso Simoes Pereira con cerca del 40 por ciento de los apoyos. Sin embargo, tanto Vaz como otros candidatos eliminados en primera vuelta expresaron su apoyo a Cissoko Embaló, quien durante la campaña se describió como un candidato de unidad.

La segunda vuelta tuvo lugar tras una nueva crisis política en el país africano y debía desembocar en la primera transición pacífica de poder, dado que Vaz se convertiría en el primer presidente desde la independencia en 1974 en completar su mandato tras ser elegido democráticamente.

El Ejecutivo de Gomes estaba ya inmerso en una grave disputa con Vaz que se retrotrae al periodo previo a las elecciones, cuando cesó al primer ministro y nombró a un sucesor rechazado por el Gobierno y la CEDEAO, si bien finalmente dio marcha atrás antes de los comicios.

Esta sucesión de crisis e inestabilidad --incluido el papel del Ejército, que ha estado detrás de una veintena de golpes de Estado desde la independencia, si bien en la última crisis no se posicionó-- ha tenido un impacto en la situación económica de la población, afectada además por la volatilidad de los precios del anacardo, principal fuente de ingresos para más de dos tercios de las familias del país.