Publicado 04/12/2021 17:38CET

El Centro Carter considera que las elecciones en Venezuela no cumplieron los estándares pese a los "pasos positivos"

Archivo - Elecciones primarias del PSUV en Venezuela
Archivo - Elecciones primarias del PSUV en Venezuela - JUAN CARLOS HERNANDEZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Centro Carter, especializado en la observación de elecciones, ha denunciado la represión política y el "ventajismo manifiesto" en las elecciones regionales y municipales del pasado 21 de noviembre en Venezuela, pese a que ha reconocido que ha habido ciertos "pasos positivos".

"Las elecciones han tenido lugar en un contexto general de crisis socioeconómica y humanitaria, agravada por la pandemia de la COVID 19, patrones de represión política, restricciones severas a los derechos de participación política y libertad de expresión, ventajismo manifiesto del Gobierno y desigualdad de condiciones", ha apuntado el organismo tras publicar el informe preliminar de la misión de observación enviada a Venezuela.

Sin embargo, reconoce que "a pesar de estos déficits democráticos", las negociaciones entre la oposición y el Gobierno han dado lugar a tres cambios "importantes": la recomposición del Consejo Nacional Electoral (CNE) de manera concertada por la Asamblea Nacional (AN); la presencia de la observación internacional y el ciclo de diálogo entre el Gobierno y la oposición iniciado en México en agosto.

En cuanto a la reforma del CNE, "la inclusión de personas vinculadas a la oposición como rectores abrió la puerta a una mayor confianza en la posible independencia y credibilidad del organismo" y "demuestra más independencia".

Sin embargo, en general, la misión del Centro ha concluido que, "a pesar de estos pasos positivos, la injerencia política y gubernamental socavaron el CNE" y ha denunciado "el contexto general de represión política, con más de 250 presos políticos".

Además, el Centro Carter se refiere a las restricciones a medios de comunicación y a la libertad de expresión en general, a la descalificación "arbitraria" de candidatos o a la suspensión de derechos políticos. "La financiación de los partidos políticos y las campañas electorales no cumplen con los estándares internacionales básicos para elecciones democráticas", ha remachado.

Menciona en particular el caso de la gobernación de Barinas, donde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) suspendió el recuento y convocó nuevas elecciones para enero 2022 por la inhabilitación del candidato de la oposición Freddy Superlano por antecedentes penales. Sin embargo, un decreto presidencial del 31 de agosto de 2020 mencionaba expresamente a Superlano como indultado.

Por último, el Centro Carter elogia a los votantes, la sociedad civil y las organizaciones de observación nacional por su "compromiso democrático durante el día de las elecciones y durante el período posterior a las elecciones".