Publicado 16/02/2021 16:16CET

Centroamérica.- México intercepta a cerca de 350 migrantes centroamericanos que viajaban en dos camiones rumbo a EEUU

Un mural cerca de un campamento de migrantes en el estado de Tamaulipas, en México.
Un mural cerca de un campamento de migrantes en el estado de Tamaulipas, en México. - JOHN MOORE - Archivo

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Autoridades federales y estatales de México han interceptado en la madrugada de este martes a 349 migrantes procedentes de Centroamérica, la gran mayoría de origen guatemalteco, que viajaban en dos camiones de carga rumbo a Estados Unidos.

En concreto, uno de los camiones ha sido identificado en Veracruz y en el vehículo viajaban 223 migrantes. En Chiapas se ha encontrado otro camión con 116 extranjeros más. Todos han sido trasladados a instalaciones migratorias, donde se definirá su situación legal.

Todos entraron al país en pequeños grupos, con el objetivo de no ser identificados. Posteriormente, traficantes de personas --conocidos como coyotes-- les colocaron en camiones de carga. Sin embargo, uno de ellos se retrasó, lo que ha propiciado que fuera descubierto en Veracruz. Habrían sido los mismos detenidos quienes han dado detalles del segundo vehículo, según ha informado el diario 'La Jornada'.

Fuentes de Migración y Seguridad de México citadas por este medio han indicado que se revisará su situación y han estimado que casi todos podrían ser deportados.

No obstante, han especificado que, en caso de que alguno de ellos cuente con un permiso de estancia en México, hayan solicitado asilo en la nación norteamericana o forman parte de los Protocolos de Protección a Migrantes, no serán devueltos a sus países de origen.

Los migrantes del llamado Triángulo Norte --El Salvador, Guatemala y Honduras-- comenzaron a marchar en grupo en octubre de 2018 para protegerse de los peligros de la travesía por la región, plagada de organizaciones criminales.

Entonces, la Administración de Donald Trump llegó a hablar de "invasión" y forzó a los países emisores y a México, país de tránsito, a firmar acuerdos migratorios para fortalecer las medidas contra la inmigración ilegal bajo amenaza de retirar la ayuda estadounidense que reciben e incluso de imponer aranceles comerciales.