Publicado 13/11/2020 14:31CET

Centroamérica.- El PMA alerta de la dramática situación en el Corredor Seco de Centroamérica tras el paso de 'Eta'

Distribución de comida entre los afectados por el huracán 'Eta' en Nicaragua
Distribución de comida entre los afectados por el huracán 'Eta' en Nicaragua - WFP/OSCAR DUARTE

La previsión ya antes de la tormenta era que el número de personas en inseguridad alimentaria se duplicara este año por la pandemia

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha alertado de la necesidad urgente de que millones de personas reciban asistencia alimentaria en los países de Centroamérica que se han visto afectados por el paso del huracán 'Eta', uno de los peores en décadas, ante la inminente llegada de una nueva tormenta y por el hecho de que la región ya estaba previamente muy golpeada por la inseguridad alimentaria.

Decenas de personas han muerto al paso de 'Eta' por Nicaragua, Belice, Guatemala y Honduras, así como también por otros países como El Salvador, Panamá y México, que ha dejado tras de sí un reguero de destrucción, incluidas infraestructuras y campos de cultivo, como resultado de las intensas lluvias, los vientos, las inundaciones y los deslizamientos de tierra ocasionados.

Como subraya el director para América Latina y el Caribe del PMA, Miguel Barreto, "'Eta' llegó en el peor momento, complicando aún más la vida de millones de personas ya duramente golpeadas por la errática meteorología y la crisis socioeconómica causada por la COVID-19".

"También nos preocupa que más lluvias intensas e inundaciones puedan destruir la próxima cosecha de subsistencia de la que los agricultores dependen para sobrevivir", ha reconocido Barreto en un comunicado.

El huracán, el 28 de una temporada récord, ha venido a sumarse al impacto que el coronavirus ha tenido en particular en el conocido como Corredor Seco, que abarca zonas de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. En los últimos cinco años, la zona ha padecido una dura sequía y cosechas fallidas debido a las erráticas pautas meteorológicas, provocando una grave inseguridad alimentaria entre los más vulnerables, sobre todo pequeños agricultores.

Las previsiones del PMA son que de los 1,6 millones de personas que había en el Corredor Seco en 2019 se pase a cerca de 3 millones a finales de este año como resultado del impacto socioeconómico que ha tenido la pandemia.

HACEN FALTA MÁS FONDOS

Así pues, ha subrayado Barreto, "para evitar que la situación se convierta en una crisis humanitaria mayor, el PMA pide un mayor apoyo de los donantes". La agencia de la ONU ha hecho una primera estimación inicial de que harán falta otros 13,2 millones de dólares para apoyar a las personas más vulnerables, pero ha advertido de que el dato podría aumentar a medida que se conozca la magnitud real del impacto de 'Eta'.

Por su parte, World Vision también ha expresado su preocupación por el impacto que el huracán ha tenido en la región y por la amenaza de la llegada de una nueva tormenta, bautizada como 'Lota'. Tras el paso de 'Eta', ha subrayado la ONG, 3,4 millones de personas se han visto directamente afectadas, 1,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgente y más de 91.000 han sido reubicadas en refugios temporales.

En coordinación con las autoridades, la ONU y otras ONG, World Vision está priorizando la protección de los niños vulnerables de todas las formas de abuso, además de asegurarse de que continúen los protocolos para prevenir la COVID-19, como el lavado de manos y el uso de mascarillas, para prevenir brotes en las comunidades y refugios afectados. La ONG está apoyando refugios temporales y comunidades vulnerables en Honduras, Nicaragua, Guatemala, El Salvador y Costa Rica.

"No tenemos mucho tiempo. Centroamérica volverá a ser impactada, en los próximos días, por otra tormenta, 'Lota', que agravará las ya extremas condiciones de supervivencia", ha advertido el director de World Vision en Honduras y Guatemala, Jorge Galeano.

Contador