Publicado 13/04/2021 13:42CET

Cerca de 1.900 cruzan la frontera con Chad huyendo de los enfrentamientos intercomunitarios en Darfur (Sudán)

Archivo - Vista panorámica de la ciudad de El Geneina, la capital de Darfur Occidental, Sudán.
Archivo - Vista panorámica de la ciudad de El Geneina, la capital de Darfur Occidental, Sudán. - UNAMID/HAMID ABDULSALAM - Archivo

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 1.900 personas han cruzado la frontera con Chad huyendo de los recientes enfrentamientos intercomunitarios en la región sudanesa de Darfur Occidental (oeste), que han dejado más de 130 muertos, según ha informado este lunes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El portavoz del organismo, Babar Baloch, ha señalado que "los recientes enfrentamientos intercomunitarios en Al Geneina, en Darfur occidental, han forzado a 1.860 refugiados a cruzar a Chad durante la última semana", antes de agregar que la mayoría de los refugiados son mujeres, niños y ancianos.

Así, ha indicado que estas personas se han visto desplazadas de aldeas situadas cerca de la frontera tras los enfrentamientos, que se han saldado con al menos 144 muertos y más de 230 heridos, según los datos con los que cuenta la ONU. "Las agencias humanitarias están intentando establecer la cifra exacta de nuevos desplazados en Darfur Occidental, que se estima que es de varios miles", ha agregado.

"Los refugiados que llegan a Chad hablan de casas y propiedades destruidas y de ataques contra lugares que acogen a desplazados. Algunos de los recién llegados ya se habían visto desplazados por enfrentamientos previos el año pasado en enero de este año", ha resaltado Baloch.

En este sentido, ha recordado que Al Geneina está a 20 kilómetros de la frontera con Chad y ha añadido que "los refugiados han cruzado cerca de la localidad de Adré, en la provincia de Ouaddai, y están actualmente a 200 metros de la volátil frontera".

"Nuestro personal informa de unas condiciones duras sobre el terreno, con familias desplazadas durmiendo al raso o bajo la escasa sombra de los árboles o en alojamientos temporales, sin casi protección de los elementos, en una zona en la que la temperatura puede ser de más de 40 grados centígrados durante el día", ha manifestado.

Baloch ha hecho hincapié en que "también se necesita urgentemente comida y agua" y ha resaltado que está coordinando la respuesta con las autoridades chadianas para hacer frente a la situación en Ouaddai, donde ya hay más de 145.000 refugiados llegados de Darfur. "ACNUR espera que el flujo siga si no se restaura rápidamente la seguridad en Darfur", ha remachado.

El Gobierno de Sudán decretó el 6 de enero el estado de emergencia en Darfur Occidental tras los enfrentamientos, que estallaron tras el asesinato de dos miembros de la comunidad masalit a manos de integrantes de tribus árabes nómadas. Al Geneina fue escenario en enero de unos enfrentamientos entre estas comunidades, que se saldaron con la muerte de cerca de 140 personas y cerca de 200 heridos.

La región de Darfur ha sido escenario de un repunte de las tensiones intercomunitarias a pesar del citado acuerdo de paz, que ha intentado poner fin a los combates que estallaron en 2003, que han dejado al menos 300.000 muertos y más de 2,5 millones de desplazados.

Darfur es una de las regiones más pobres de Sudán, con tasas de pobrezas superiores al 65 por ciento en Darfur Central, y cerca de cinco millones de personas han recibido ayuda humanitaria en la zona entre enero y septiembre de 2020, según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Contador