Publicado 20/04/2021 14:05CET

Cerca de 2.000 huyen a Chad tras los combates de la última semana entre el Ejército y los rebeldes en RCA

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 2.000 personas han cruzado la frontera con Chad huyendo de los combates registrados durante la última semana en República Centroafricana (RCA), en el marco de la ofensiva del Ejército contra los rebeldes integrados en la Coalición Patriotas por el Cambio (CPC), según ha informado este martes el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El portavoz de ACNUR, Babar Baloch, ha indicado en rueda de prensa que los recién llegados desde la región de Kaga-Bandoro han relatado que "huyen de combates y actos de violencia, saqueo o extorsión por parte de grupos rebeldes ante la aproximación de las fuerzas gubernamentales".

"Mientras la gente se dirigía hacia la frontera, otros (residentes) en Batangafo y Kabo, en la carretera que lleva a Chad, les siguieron por temor a ataques", ha manifestado, antes de agregar que "para llegar a Chad, la gente tuvo que vadear el río Grande Sido con el agua a la altura del hombro, mientras llevaban sus pocas pertenencias sobre sus cabezas".

Así, ha detallado que "los refugiados están asentados ahora en la aldea de Ganzada y en la localidad fronteriza de Sido, si bien algunos están teniendo que volver a RCA para obtener comida o rescatar lo poco que queda de sus propiedades". "El cobijo, los alimentos y el agua, así como el acceso a la higiene y la atención médica, son las necesidades más urgentes", ha agregado.

Baloch ha hecho hincapié en que "la capacidad de ACNUR para responder a sus necesidades básicas está gravemente limitada por la falta de financiación y recursos", antes de manifestar que el flujo de refugiados se ha reducido desde mediados de marzo ante los avances gubernamentales, que han permitido que 37.000 desplazados internos vuelvan a sus hogares.

Chad acoge en estos momentos a cerca de 11.000 de los 117.000 refugiados centroafricanos que han huido a países vecinos, entre ellos Camerún, República Democrática del Congo (RDC) y República del Congo, mientras que 164.000 personas se han visto desplazadas dentro del país.

Las palabras de Baloch han llegado un día después de que la oficina del primer ministro centroafricano, Firmin Ngrebada, anunciara la toma de la ciudad de Markounda por parte del Ejército, apoyado por las fuerzas especiales ruandesas y por mercenarios rusos.

El país africano se ha visto sumido en una grave crisis a raíz de la eliminación de la candidatura a las presidenciales de diciembre del exmandatario Francós Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Tras ello, surgieron rumores sobre reuniones entre Bozizé y varios grupos firmantes del acuerdo de paz de 2019, seis de los cuales se coaligaron para formar la CPC y lanzar una ofensiva que llegó a amenazar la capital, Bangui. Si bien Bozizé negó en un primer momento lazos con los rebeldes, en la actualidad está al frente de la CPC.

Las elecciones, en las que el actual presidente, Faustin-Archange Touadéra, obtuvo un segundo mandato, se celebraron a pesar de la ofensiva rebelde y de las reclamaciones de la oposición sobre un aplazamiento, rechazado por el Tribunal Constitucional. La oposición ha denunciado igualmente irregularidades en la segunda vuelta de las parlamentarias, celebrada en marzo.

Contador