Publicado 10/11/2020 16:08CET

Cesados varios miembros de los servicios de Inteligencia de Pakistán por la polémica detención del yerno de Sharif

El ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif
El ex primer ministro de Pakistán Nawaz Sharif - Wolfgang Kumm/dpa - Archivo

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ejército de Pakistán ha anunciado este martes el cese de varios miembros de los servicios de Inteligencia y los Rangers, un grupo paramilitar del país, por la controvertida detención en octubre de Muhamad Safdar Auan, yerno del ex primer ministro Nawaz Sharif, cuando estaba en un hotel de la ciudad de Karachi.

Safdar Auan, un capitán retirado del Ejército, fue arrestado por la Policía de Sindh por supuestamente "violar la santidad" de un mausoleo, si bien fue liberado bajo fianza horas más tarde, en medio de las críticas de la oposición.

El comité investigador creado por orden del jefe del Ejército, Qamar Yaved Bajua, ha recomendado el cese de los implicados en la detención mientras continúan las pesquisas argumentando que "una situación no deseada llevó a un malentendido entre ambas instituciones estatales".

Así, ha resaltado que "oficiales de los Rangers de Pakistán y la oficina central de los servicios de Inteligencia estuvieron bajo presión tras la profanación de Mazar-e-Quaid" y ha agregado que "hubo una creciente presión pública para una acción rápida, en línea con la ley".

El comité ha manifestado que los agentes de los servicios de Inteligencia y los Rangers "decidieron actuar, quizá con un exceso de celo" y ha añadido que "tienen experiencia suficiente para haber actuado de forma más prudente", según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV.

El ministro de Información paquistaní, Shibli Faraz, ha aplaudido la decisión. "Aceptamos lo que ha pasado. Dado que el asunto era relativo a Mazar-e-Quaid, actuaron de forma emotiva, lo que creo que no debieron hacer", ha puntualizado.

La detención de Safdar Auan provocó la dimisión de varios altos cargos de la Policía local y apostaron por una baja voluntaria por la "desmoralización" del cuerpo. La polémica se extendió después de que la Policía de Sindh defendiera la detención en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter que fue eliminado poco después.

Posteriormente, el ministro principal de la provincia, Murad Alí Shah, denunció un intento de presionar a la Policía para proceder a la detención del hombre, que se encontraba en la ciudad junto a la hija de Sharif, Maryam Nawaz, para participar en una manifestación opositora.

El ex primer ministro, quien se encuentra en Londres desde noviembre de 2019, cerca de tres semanas después de recibir una liberación bajo fianza por motivos de salud tras su condena por corrupción, ha denunciado una campaña política contra la oposición.

Sharif no ha regresado a Pakistán pese a que el citado permiso ha caducado, lo que llevó al Tribunal Supremo de Islamabad a emitir el 15 de septiembre una orden de arresto contra él por una supuesta violación del permiso para viajar a Reino Unido.

El destacado político, primer ministro en tres ocasiones, fue apartado del cargo por el Supremo en julio de 2017 por no revelar parte de un salario percibido de una empresa de su hijo y posteriormente fue condenado en otros dos casos separados por no revelar sus fuentes de ingresos, cargos que ha rechazado firmemente.

Contador