Publicado 11/04/2021 11:17CET

Chad.- Déby vota en las presidenciales de Chad con una llamada a la calma mientras resta importancia al boicot opositor

Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby
Archivo - El presidente de Chad, Idriss Déby - PRESIDENCIA DE CHAD - Archivo

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chad, Idriss Déby, ha depositado ya su voto en las elecciones que se celebran este domingo y en las que parte como favorito para revalidar su mandato con una petición para que la votación se desarrolle con tranquilidad, mientras ignora el boicot del que han sido objeto los comicios por parte de la oposición.

El presidente y su esposa, Hinda, comparecieron juntos en un colegio electoral de la capital, Yamena, donde el mandatario pidió que "hablen las urnas" y anticipó su esperanza de que los ciudadanos "salgan en masa" a las calles para depositr su papeleta.

Déby figura como claro favorito tras la eliminación de candidaturas de varios opositores y el llamamiento al boicot por parte de otros para denunciar lo que describen como un proceso injusto y preparado para dar la victoria al jefe de Estado.

Déby, que accedió al poder en 1990 a través de un golpe de Estado contra el dictador Hissène Habré, ha ganado desde entonces todas las elecciones y enmendado en dos ocasiones la Constitución para poder seguir presentándose a las urnas, entre ellas una en 2005 para poner fin al límite de dos mandatos, reimpuestos en 2018, sin que le afecten, por lo que podría seguir en el cargo hasta 2033.

Asimismo, es considerado como un actor clave en el tablero africano, aliado crucial en la lucha contra los yihadistas en el Sahel, lo que le ha permitido tejer unas alianzas con países occidentales que le han dado apoyo y financiación fundamental para mantenerse en el poder.

A pesar de que la reelección del presidente, candidato del Movimiento de Salvación Patriótica (MSP), se da casi por segura, su imagen se ha visto dañada dentro del país, muestra de lo cual fueron las protestas que se desencadenaron en febrero tras el anuncio de su candidatura.

La respuesta de las autoridades, que ha incluido una extensa represión de las protestas, ha tensado aún más los ánimos, especialmente a raíz del asalto en febrero contra la residencia del opositor Yaya Dillo, que se saldó con dos muertos, entre ellos la madre del antiguo líder rebelde.

En respuesta a la ausencia de contendientes de envergadura, Déby ha hecho oídos sordos durante su asistencia al colegio electoral. "¿Qué boicot? ¿Hubo un boicot ayer? ¿Lo ha habido hoy? Yo lo que veo es que las cosas están sucediendo en calma, en serenidad, en paz, en un país pacífico y estable. Así que no hay nada que temer", ha indicado en declaraciones recogidas por el portal Tchadinfos.

Contador